Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

27 May 202214:12

Prada lleva a Italia la gestión de España y coloca al frente al director de EEUU

La compañía italiano ha unificado la dirección para todo el sur de Europa en Milán. El nuevo responsable de la región será Nicola Lorenzo Antonacci, hasta ahora director general de Prada en Estados Unidos.

09 Ene 2018 — 05:00
Iria P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Prada lleva a Italia la gestión de España y coloca al frente al director de EEUU

 

 

Prada reordena su cúpula en Europa. La compañía italiana ha unificado toda la gestión del sur de Europa, incluida España, que será pilotada desde Milán por primera vez desde la creación de la filial española. Al frente de esta área el grupo ha colocado a Nicola Lorenzo Antonacci, hasta ahora director general de Prada en Estados Unidos.

 

Antonacci será el tercer responsable de la filial española de Prada en tres años. En 2015, Alessandra Andreani, directora general para la Península Ibérica y el norte de Europa, abandonó la empresa después de dos años en el cargo para fichar por Marc Jacobs. Actualmente, la ejecutiva está al frente de la filial japonesa de Loewe.

 

Andreani fue sustituida en el cargo por Pablo Carola, quien asumió además las responsabilidades sobre México, Centroamérica y el Caribe, con base en Madrid. En enero de 2017, el grupo reordenó las funciones de Carola, que dejó de supervisar los territorios latinoamericanos para liderar, junto con la Península Ibérica, tres países de la cuenca mediterránea: Grecia, Turquía y Líbano.

 

 

 

 

Ahora, Prada ha decidido reordenar de nuevo su organigrama unificando la gestión de todo el sur de Europa y trasladándola a Milán, donde se encuentra su sede central. Para pilotar esta nueva región, que abarca Italia, España, Portugal, Turquía y Grecia, la empresa ha nombrado a Nicola Antonacci. Carola, por su parte, ha asumido la dirección de Oriente Medio y el sur de África, con base en Dubái.

 

El nuevo responsable del mercado español ha desarrollado toda su carrera en empresas de lujo y comenzó su trayectoria precisamente en Prada en 2000. Tras seis años como director de merchandising de la línea de hombre de la marca milanesa, Antonacci fichó por Givenchy como responsable de la línea de prêt-à-porter de hombre de la marca. En 2011, el italiano regresó a Prada para ponerse al frente del grupo en Brasil y, poco después, tomar las riendas del mercado estadounidense y canadiense.

 

Prada opera con tres tiendas en España (en Goya, dedicada a hombre, en Serrano, de mujer, y en Paseo de Gracia) y corners en El Corte Inglés. La filial ibérica, Prada España, cerró 2016 (ejercicio concluido el 31 de enero de 2017) con una facturación de 28,1 millones de euros, un 19,7% menos que el año anterior.

 

 

 

 

De estos, 27,8 millones de euros corresponden a España, donde la empresa contrajo sus ventas un 19,7% en 2017. El resto corresponden a México y otros países de la Unión Europea. Parte del descenso de la facturación de la filial se explicar por el mercado marroquí, que en 2017 dejó de estar englobado en esta sociedad.

 

La filial anotó un resultado de explotación de 512.996 euros, un 19,6% menos respecto a 2015, y encogió su beneficio neto un 88,2%, hasta 20.989 euros.  La empresa cuenta con unos fondos propios de 1,1 millones de euros y unas deudas a largo plazo de 1,4 millones de euros, un 29,4% menos que el año anterior. Prada España también disminuyó sus deudas a corto plazo, que pasaron de 624.459 euros en 2015 a 590.152 en 2016, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

 

En su informe de gestión, la compañía apunta que “respecto a la evolución próxima prevista para 2017, se confirma que las condiciones de dificultad a las que ha habido que enfrentan en 2016 seguirán afectando parcialmente al próximo año fiscal, donde están apareciendo los primeros signos de recuperación”.

 

 

Tras la senda de Diesel y Versace

Con la decisión de trasladar la gestión del mercado español a su sede central, Prada se suma así a otras dos compañías italianas que han realizado el mismo movimiento en el último año: Diesel y Versace.

 

Igual que Prada, la empresa propiedad de OTB decidió crear una dirección para el sur de Europa, que incluye la Península Ibérica, Grecia e Italia. El movimiento supuso la salida de Oscar Bel tras más de cinco años en la empresa.

 

Por su parte, Versace optó por promocionar al entonces director de retail en España, Mario Burguillos, y colocarlo también al frente del sur de Europa, con base en Milán. 

Publicidad
Comentar
Compartir
...