Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

04 Ago 202018:37

OhmyGod, la hermana 'rebelde' de Nicol's, se abre a las franquicias para hacerse mayor

07 Sep 2011 — 00:00
Compartir
Me interesa

C. Pareja.- Que Lady Gaga llegue a España y arrase con el producto de una determinada marca no es sinónimo de éxito, pero ayuda. Eso es lo que le sucedió a la firma madrileña de joyería OhmyGod el pasado año cuando la diva del pop “arraso” y compró nueve productos de la joven marca. Ahora, OhmyGod se ha convertido en una de las enseñas de cabecera de celebridades españolas por “saber cubrir el vacío que hay entre la bisutería y la alta joyería”.

OhmyGod es como la hermana pequeña rebelde de la alta joyería. Los fundadores de la firma, los hermanos Nicolás, son la tercera generación de Nicol´s, una de las empresas con más tradición joyera y gemóloga de Madrid, que lleva en activo desde 1917.

 

Tras abrir su primer punto de venta en la madrileña calle Serrano y comprobar que el concepto ha tenido una buena acogida entre el público objetivo de la marca, OhmyGod ahora quiere empezar a expandirse por el resto de España. “Estuvimos dos años buscando el concepto, hasta que por fin se nos ocurrió la idea de crear joyas rompedoras destinadas a una mujer joven”, explican desde la empresa.

 

Madrid es la primera parada de la compañía. La empresa acaba de poner en marcha, de la mano de los grandes almacenes El Corte Inglés, dos corners en calle Serrano y en San Chinarro. “Además de tener nuestra boutique y los corners que acabamos de estrenar en El Corte Inglés, también servimos a todo el mundo gracias a nuestra tienda electrónica”, aseguran desde OhmyGod. 

 

OhmyGod también fija su objetivo en el mercado internacional. “Se baraja la posibilidad de abrir a medio plazo en México y Londres, aunque por ahora no hay nada confirmado”, explican desde OhmyGod.

 

La empresa madrileña, que prefiere no facilitar datos de facturación, también está abierta al crecimiento mediante franquicias. OhmyGod, que prefiere crecer con establecimientos a pie de calle antes que en centros comerciales, busca preferentemente socios franquiciados en Oriente Medio, Europa y América. 

 

OhmyGod, que fue fundada en febrero de 2010, fabrica sus joyas en España, con un taller interno que posee la firma, aunque otra parte de la producción se externaliza. Los precios de las las joyas de OhmyGod oscilan entre los 80 euros y los 1.000 euros. La oferta se compone de pulseras, collares, sortijas, broches y pendientes entre otras creaciones.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...