Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Sep 202115:08

New Blanco: el inversor que ‘promete’ resucitar Blanco registra la marca

Jordi Hidalgo Palomares, que controla el grupo de ingeniería civil Hipaldisa, pretende poner en marcha una cooperativa con ex trabajadores de la cadena madrileña y abrir cinco tiendas en los próximos meses.

06 Mar 2017 — 04:51
I. P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

New Blanco: el inversor que ‘promete’ resucitar Blanco registra la marca

 

 

 

El inversor que prometió resucitar Blanco pone la primera piedra para emprender su proyecto. Jordi Hidalgo Palomares, que controla el grupo de ingeniería civil Hipaldisa, ha registrado la marca New Blanco, con la que pretende dar una nueva vida a la cadena madrileña. El siguiente paso será poner en marcha una cooperativa con ex trabajadores de Blanco, que tendrán que aportar 1.200 euros cada uno. Hipaldisa, por su parte, invertirá 1,9 millones de euros para constituir la sociedad.

 

El registro coincide con el cierre definitivo de Blanco, después de que el juez diera luz verde a los 700 despidos y que la compañía bajase la persiana de su último establecimiento, ubicado en Xanadú.

 

Aunque Hidalgo continúa en negociaciones para hacerse con la marca Blanco, según ha asegurado él a Modaes.es, el plan de aperturas que pretende poner en marcha el empresario se desarrollará con la marca New Blanco. “El objetivo es comenzar a abrir dentro de dos meses y poner en marcha al menos cinco tiendas, pero el cierre de la compra de la marca puede llevar más tiempo”, afirma Hidalgo.

 

 

 

 

El empresario afirma que ya está buscando locales en Barcelona, Murcia, Madrid, Málaga y Cádiz. “Ya hay varios trabajadores interesados, que están organizándose en grupos de cinco personas para gestionar las tiendas”, apunta Hidalgo.

 

En una segunda fase, el empresario prevé abrir el proyecto a socios franquiciados, que se adherirían a la cooperativa como autónomos. Las previsiones de la empresa pasan por facturar entre un millón y 1,8 millones de euros por tienda al año.

 

Hidalgo justifica su interés en Blanco por su admiración personal por su fundador, Bernardo Blanco. “Para mí, como para muchos otros empresarios, Bernardo Blanco Solana era una referencia, y me negaba a nivel personal a dejar que la empresa cayera de esta manera”, asegura.

 

 

 

 

 

Además, asegura que ya ha comenzado a reclutar un equipo de diseño, con empleados antiguos de la cadena madrileña. Por su parte, Hidalgo, que no tiene experiencia previa en el negocio de la moda, asegura que aportará “la experiencia en el campo de la emprendeduría y la gestión de empresas”.

 

Blanco, fundada en 1960 por Bernardo Blanco Solana, fue rescatada en 2014 de los juzgados por el grupo saudí Alhokair por cuarenta millones de euros, tras protagonizar la mayor crisis de la distribución de moda en España. El grupo saudí no logró reflotar la empresa y en noviembre de 2016 vendió la compañía AC Modus, que presentó el segundo concurso de acreedores de empresa. Blanco fue a liquidación en diciembre de 2016 tras no superar el concurso. 

 

Según las cuentas de Global Leiva (sociedad que controla la marca Blanco), la compañía perdió 21,71 millones de euros en 2015, un 192% más que en 2014. La facturación ascendió a 105,24 millones de euros, un 2,2% menos que el año anterior. 

Publicidad
Comentar
Compartir
...