Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

06 Ago 202012:33

Munich, o cómo construir una marca de moda

19 Ene 2011 — 00:00
Compartir
Me interesa

Custodio Pareja.- Xavier Berneda, 39 años, tres hijos y sin estudios. Con una descripción así de breve se presentó ayer en público el director de márketing de una de las firmas españolas de calzado con más éxito: Munich. En el marco de las conferencias del centro universitario de La Salle, en Barcelona, Berneda ha explicado cómo se ha realizado la construcción de la marca de la X.

La firma de calzado surgió como un método de supervivencia. La empresa, controlada por la tercera generación familiar, se fundó en 1939, justo al acabar la Guerra Civil española. Uno de sus hitos fue la creación de una zapatilla para jugar a futbol sala sin tacos, algo que causó furor entre los deportistas de este sector.

 

“Podemos estirar el modelo de negocio todo lo que queramos”. Así explica Berneda uno de los secretos de su marca, que se basa en realizar calzado deportivo para toda la familia. Este hecho lo acompaña de un ejemplo, las mini-munich, que son los mismos modelos que los de adulto pero con un tamaño reducido.

 

Berneda defiende su firma con una aclaración: “Interesa la marca, no los pares vendidos”. A Munich, más que vender, en estos momentos le interesa el posicionamiento de la firma. “No se está entre las 25 mejores firmas de calzado del mundo por pares vendidos, sino por crearse una buena imagen de marca”, sostiene el director márketing de la empresa.

 

Desde que la compañía abrió su primera tienda oficial, Berneda ha prestado mucha atención en la decoración de los establecimientos. “Creamos un mundo, un estilo de vida; la comunicación con el cliente es muy importante, y lo que opinen de la firma lo es aún más, por eso mismo, ninguna tienda de Munich es igual”, afirma Berneda haciendo referencia a otras firmas líder en retail que siempre siguen el mismo modelo de decoración.

La comunicación de Munich en la Red

“Cuando aún la gente no tenía claro de qué iba esto de las tiendas virtuales, Munich, en 2003, empezó a vender online”, explica Berneda, que  cada año duplica su facturación en la Red. La compañía ha dado mucha importancia a la comunicación 2.0, por eso mismo, ha creado diversos tipos de herramientas para customizar las zapatillas Munich online con Munich My way.

 

Munich My way, disponible en iPhone, iPad y Facebook, se basa en poder crear la zapatilla que más le guste al consumidor, mediante una paleta de colores que el cliente puede elegir a su gusto, y luego fabricarlas en exclusiva para, posteriormente, enviar el pedido.

 

“Cuando vemos que un modelo se repite mucho, solemos añadirlo en la siguiente colección; si a mil personas les gusta ese modelo, es posible que a los demás clientes también les guste”, explica el director de márketing.

 

Las redes sociales han ayudado a  Munich a encontrar otra forma de comunicarse con sus clientes y, a la vez, seguir haciendo negocio. Munich Mer.cat es una iniciativa creada desde la compañía para vender el stock sobrante de cada temporada. “Creamos un evento y los asistentes se desplazan a nuestra sede donde se realiza una venta privada de los muestrarios y del stock sobrante”, asegura.

 

Esta última vez, Munich ha usado Twitter para crear este tipo de eventos, igual que una celebración que hicieron con los seguidores de la firma donde la empresa invitaba a cenar a los clientes que llegasen a la fiesta con unas zapatillas Munich puestas. “Estos eventos hay que organizarlos por Twitter, ya que es más intimo y menos seguido; en fin, que Twitter tiene más rollo”, concluye Berneda. 

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...