Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

19 May 202219:48

Moncler se apoya en Asia para salvar 2020 y cae un 12%

La compañía italiana especializada en plumíferos registró una facturación de 1.440 millones de euros. La empresa se apoyó en los mercados de China, Corea del Sur y Japón para moderar la caída.

19 Feb 2021 — 10:30
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Moncler se apoya en Asia para salvar 2020 y cae un 12%

 

 

Moncler modera la caída en 2020 gracias a Asia. La compañía italiana especializada en outdoor ha cerrado el ejercicio, concluido el 31 de diciembre, con una caída de la cifra de negocio del 12%. La empresa pudo mitigar el golpe gracias a la buena evolución en los mercados de China, Corea del Sur y Japón en el cuarto trimestre.

 

La compañía finalizó el pasado año con una facturación de 1.440 millones de euros, frente a los 1.628 millones de euros del año anterior. El beneficio neto, por su parte, se situó en 300 millones de euros, frente a los 359 millones de euros registrados en 2019.

 

“En noviembre, después de unos meses de optimismo y esperanza cautelosos, volvimos a encontrarnos ante la incertidumbre provocada por el aumento de casos, el cierre de establecimientos y la imposibilidad de planear”, ha explicado Remo Ruffini, consejero delegado y presidente de Moncler. El ejecutivo ha señalado que la compañía pudo reaccionar al contexto, lo que permitió alcanzar unos “resultados excepcionales”.

 

 

 

 

En el cuarto trimestre del ejercicio, la compañía italiana registró un aumento de ventas del 7%, hasta 674 millones de euros. Moncler ha señalado que Asia, y concretamente China, Corea del Sur y Japón, fueron los principales motores de crecimiento en el periodo.

 

En el conjunto del año, las ventas de la empresa en Asia mantuvieron los mismos niveles de 2019, hasta 718 millones de euros. La región es la más importante para la compañía por volumen de ventas, y copa ya la mitad de la facturación global. China fue el país que mejor evolucionó, con un aumento de los ingresos a doble dígito, seguida por Corea del Sur y Japón.

 

En Europa (excluyendo Italia), Oriente Próximo y África, Moncler registró una caída del 18% de los ingresos, hasta 380 millones de euros, a consecuencia de la caída del travel retail y del cierre de tiendas en algunos países. Las ventas en Italia, el primer país europeo afectado por la pandemia y uno de los que más ha sufrido el impacto de la crisis, se hundieron un 34%, hasta 122 millones de euros. En América, la cifra de negocio experimentó una contracción del 16%, hasta 221 millones de euros.

 

Por canales, las ventas a través del retail se contrajeron un 13%, hasta 1.089 millones de euros, impactadas por las restricciones impuestas en varios países para contener el avance de la pandemia. Los ingresos a través del wholesale, por su parte, retrocedieron un 5%, hasta 350 millones de euros. La buena evolución en la segunda mitad del año, y especialmente en el cuarto trimestre, ayudó a moderar la caída.

 

 

 

 

Pese al contexto de la crisis del Covid-19, Moncler continuó acelerando en su plan de crecimiento. A principios de diciembre, la compañía italiana adquirió Stone Island.  “Con la compra de la marca, Moncler afianza su presencia en el segmento del lujo”, ha apuntado Ruffini en un comunicado.

 

La compañía también continuó reforzando su red de retail, y en el último mes del año abrió en París su mayor tienda en todo el mundo: un establecimiento de más de mil metros cuadrados en el eje prime de la capital francesa, la avenida de los Campos Elíseos. A principios de enero de este año, además, Moncler avanzó en España con la apertura de una tienda en Madrid, la segunda con la que la empresa opera en el país.

 

Para este año, Moncler prevé que el negocio siga impactado por la crisis del coronavirus. Pese a esto, la compañía planea seguir implementando medidas estratégicas en el marco de su plan de crecimiento, poniendo especial foco en su consolidación en el sector del lujo gracias a la adquisición de Stone Island; acelerando en el canal online con mejoras en su ecommerce a escala internacional; seguir extendiendo su presencia internacional; e impulsando acciones basadas en la sostenibilidad.

Publicidad
Comentar
Compartir
...