Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

11 Dic 201707:00

h Empresa

Messcalino se salva de la liquidación: la familia fundadora retoma el control de la marca

21 Abr 2015 — 04:53
S. Riera
Compartir
Me interesa

Messcalino se salva de la liquidación y emprende una nueva etapa. La sociedad Seasons Brands ha comprado las marcas Messcalino y Agnès Ros después de que su anterior propietario, la empresa Messcalino Punt, entrara en proceso de liquidación. Seasons Brands cuenta como administrador único con Joel Roch Ros, sobrino de los antiguos propietarios, el matrimonio Sebastià Lloret y Agnés Ros.

 

A finales de febrero, Seasons Brands tomó el control de la unidad productiva de Messcalino, según ha confirmado Roch. El actual propietario de las enseñas ya había estado involucrado en la gestión de la anterior empresa en los últimos años. De hecho, el directivo se incorporó a la dirección para reorientar y redefinir la estrategia de la compañía, según han explicado fuentes cercanas a la empresa.

 

A través de esta operación, Seasons Brands se ha hecho también con la gestión de los corners en El Corte Inglés y la tienda en Figueres (Girona). El nuevo propietario de la marca ha mantenido la mitad de plantilla, que en la actualidad se compone de ocho empleados, y ha continuado con la actividad de producción y distribución de Messcalino para los clientes multimarca y los centros de El Corte Inglés. La fundadora de la empresa, Agnès Ros, continúa al frente del departamento de diseño.

 

Messcalino Punt solicitó concurso de acreedores hace un año y, siete meses después, entró en fase de liquidación. Después de entrar en los juzgados, la compañía inició conversaciones con varios grupos en busca de un socio para relanzar la marca hasta ceñirse a uno solo. En todo este periodo, la empresa ha continuado operando con normalidad y ha hecho frente a los pagos con sus proveedores.

 

La compañía entró en los juzgados tras registrar una caída en las ventas. La empresa cerró 2012 con una cifra de negocio de cuatro millones de euros, un 16% menos que en el año anterior, cuando alcanzó unas ventas de 4,8 millones de euros. Tras entrar en concurso de acreedores, Ros aseguró que su intención era mantener la actividad.

 

En 2013, Messcalino puso en marcha un plan de expansión que le llevó a abrir nuevos establecimientos de la mano de los grandes almacenes El Corte Inglés, además de ampliar su presencia a mercados como Italia, Francia, Rusia, Austria y Bélgica.

 

La compañía, que llegó a contar con una red de ocho tiendas propias, corners en más de cincuenta centros de El Corte Inglés y presencia en más de 750 puntos de venta multimarca, se fundó en 1988 de la mano de Ros.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...