Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

28 Nov 202103:33

Más crisis en infantil: Sergent Major, a concurso en España

La compañía se suma al goteo de crisis en el sector de la moda infantil, en particular entre las compañías francesas. Kidiliz ha ido a liquidación en España y Petit Bateau también se ha replegado en el país.

26 Feb 2021 — 05:00
Iria P. Gestal
Compartir
Me interesa

Más crisis en infantil: Sergent Major, a concurso en España

 

 

Sigue el goteo de entradas en los juzgados en la moda infantil. Tras el concurso de Kidiliz y el repliegue de Petit Bateau, ahora es otra compañía francesa, Sergent Major, la que ha llevado a concurso de acreedores su filial en el mercado español.

 

La compañía, que controla también la marca Du Pareil au Même, ha presentado concurso abreviado en el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Barcelona, según consta en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Se ha designado como administrador concursal a Alejandro Gimeno-Bayona.

 

La filial española estaba pilotada desde principios del año pasado por Eduardo Berni, quien ejercía de director de la empresa en España y Portugal. Según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, la sociedad cerró 2019 con una cifra de negocio de 8,2 millones de euros, con una caída del 3,3%.

 

La empresa registraba unas pérdidas de 1,7 millones de euros, un fondo de maniobra negativo de 7,4 millones de euros y unos fondos propios negativos de 5,2 millones de euros, lo que la situaba en causa de disolución.

 

 

 

 

La compañía explicaba en su informe de gestión que estaba inmersa en un plan de contención del gasto de las tiendas, así como la “búsqueda de la mayor eficiencia”, lo que le llevó a echar el cierre de tres establecimientos ese año.

 

Además, para reequilibrar la situación patrimonial, la matriz francesa planteaba entonces condonar parte de su deuda a través de una aportación al patrimonio de la filial de unos 6,5 millones de euros. La empresa empleaba a 107 personas en España a 31 de enero de 2019.

Sergent Major comenzó su expansión en España en 2007, cuando abrió su primera tienda en el centro comercial Gran Via 2, en Barcelona. Sólo un año después, la compañía puso en marcha su filial para la Península Ibérica.

 

En 2016, cuando sumaba treinta tiendas propias, quince franquicias y ocho corners en El Corte Inglés, la empresa francesa se marcó el objetivo de alcanzar cien puntos de venta en el mercado español en 2020.

 

 

 

 

Oleada de crisis

Sergent Major se suma así a la oleada de crisis en el sector de la moda infantil. La mayor ha sido la del grupo francés Kidiliz, que llegó a ser uno de los mayores del sector en el mundo y que fue a liquidación el año pasado. La filial española presentó concurso la semana pasada con el objetivo de terminar también liquidando sus activos.

 

La también francesa Petit Bateau ha optado por dar un paso atrás en el mercado español y echar el cierre de todas sus tiendas en el país, además de sus oficinas. La empresa sí continúa operando a través de El Corte Inglés, el canal multimarca y online.

 

En enero de 2020, antes del estallido del coronavirus, la británica Mothercare, inmersa en una profunda reestructuración a escala internacional, cerró su filial española, y Orchestra logró salvarla in extremis después de que la empresa fuera rescatada por su fundador. 

 

La crisis en el sector también ha golpeado a empresas españolas: Pili Carrera y Normandie fueron a liquidación. El año pasado, antes del estallido de la pandemia, Trasluz también echó el cierre tras no superar el concurso. Unos meses después, Tuc Tuc fue a concurso de acreedores y terminó pasando a manos de Nath, que controla también TCN y Canada House.

Publicidad
Comentar
Compartir
...