Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

03 Ago 202118:20

Mango se apalanca en las marcas ingrediente para elevar su posicionamiento

La compañía española ha incorporado esta temporada al industrial italiano Manteco en su etiquetaje. La empresa ya ha trabajado con empresas como Manelli, Nova Fides o Marzotto.

10 Dic 2019 — 04:57
P. Riaño
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Mango se apalanca en las marcas ingrediente para elevar su posicionamiento

 

 

Empresas desconocidas detrás de las cuales se esconden las mejores materias primas. Las marcas ingrediente, se cuelan, de forma progresiva, en las etiquetas de los principales grupos de distribución de moda del mundo. Una de las últimas en aprovechar el posicionamiento de la materia prima para elevar su producto es Mango, que se ha aliado con el grupo italiano Manteco para lanzar abrigos de mujer de la temporada en curso.

 

Manteco es un tejedor italiano proveedor habitual de firmas premium y de lujo. La empresa se fundó en 1943 de la mano de Enzo Mantellassi y cerró el ejercicio 2017 con una cifra de negocio de más de setenta millones de euros. La compañía ha trabajado con anterioridad con otros grupos de gran distribución, como por ejemplo H&M, que también incluyó la etiqueta de Manteco en uno de sus abrigos.

 

Tampoco es la primera ocasión en que Mango recurre a una marca ingrediente en sus artículos. Según han señalado desde la empresa presidida por Isak Andic, el “objetivo es poner en conocimiento de los clientes los proveedores de tejido que son especialmente reconocidos por su calidad”. En la compañía explican que “muchos de los clientes y clientas valoran el producto sostenible, de cercanía y de alta calidad”.

 

De todos modos, no es la primera ocasión en que Mango etiqueta productos con algunos de sus proveedores. Es el caso, por ejemplo, de Manelli o Nova Fides, ambos para la línea Woman. En Mango Man es también una práctica habitual y en la línea de sastrería se han incluido etiquetas de las empresas de tejido Marzotto o Vitale Barberis, así como de Nova Fides y Picchi en el caso de prendas de abrigo.

 

 

 

 

Mango puso en marcha en 2018 una estrategia para volver a elevar el posicionamiento de su marca y de su producto, que en los últimos años se ha visto afectado por los sucesivos cambios de estrategia de la compañía. Ahora, Mango se centra en recuperar su antigua clienta. “Mango ya no quiere estar en la rabiosa tendencia de la moda. Durante estos dos últimos años, nos hemos dado cuenta de que con esta clienta podemos hacer determinadas colecciones de precio más alto”, explicaba Toni Ruiz, director general de la empresa, a Modaes.es el pasado junio.

 

La empresa catalana está inmersa en un plan para reconducir la evolución de sus resultados. La compañía, que acaba de recibir luz verde para lanzar un programa de pagarés por un importe de 200 millones de euros en el Mercado Alternativo de Renta Fija (Marf), acaba de completar su etapa inversora de los últimos dos años y se centra en volver a la rentabilidad.

 

En 2018, Mango registró unas pérdidas netas de 35 millones de euros, pese a que logró mejorar su resultado bruto de explotación (ebitda), que se situó en 135 millones de euros. Con los resultados de 2018, Mango encadenó tres años en números rojos, con pérdidas acumuladas de más de cien millones de euros. 

 

El producto es una de las palancas que utilizará Mango para mejorar su rentabilidad, así como la distribución y las operaciones. La empresa se centrará en mejorar el posicionamiento de marca, incrementar sus ventas online, continuar racionalizando su parque de tiendas y contener sus costes.

 

Publicidad
Comentar
Compartir
...