Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

28 Oct 202115:25

LVMH cierra 2020 con una caída del 17% pero la moda se dispara en el cuarto trimestre

La división de moda y artículos de piel, que copa un 41% del negocio del conglomerado, fue el que mejor evolucionó. En el conjunto del ejercicio, las ventas de esta división se redujeron un 5%.

27 Ene 2021 — 10:11
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

LVMH cierra 2020 con una caída del 17% pero la moda se dispara en el cuarto trimestre

 

 

Sin viajes, ni fiestas, ni eventos, LVMH cierra también un año para olvidar. El conglomerado de lujo ha reducido un 17% su facturación en el último ejercicio, hasta 44.651 millones de euros. La división de moda y artículos de piel, que copa un 41% del negocio del grupo, fue la que mejor evolucionó.

 

“LVMH mostró buena resiliencia en 2020 en un entorno económico alterado por la crisis sanitaria”, apunta la compañía. La empresa fue amortiguando la caída a lo largo del ejercicio y el cuarto trimestre se cerró con un descenso de sólo el 3%.

 

El beneficio procedente de actividades recurrentes se redujo un 28% durante el año, hasta 8.300 millones de euros, aunque regresó a la senda del crecimiento en la segunda mitad del año. El margen operativo se situó en el 18,6%.

 

 

 

 

“Confiamos que LVMH está en una posición excelente para capitalizar la recuperación que el mundo desea en 2021”, señala Bernard Arnault, presidente y consejero delegado de la empresa. La compra de Tiffany se culminó después del cierre del ejercicio.

 

Por categorías, la moda fue, con mucha diferencia, la que mejor aguantó el golpe en 2020. Esta área de negocio, que incluye marcas como Louis Vuitton y Dior, cerró 2020 con una caída de la facturación de sólo el 5%, hasta 21.207 millones de euros.

 

En cambio, la más golpeada fue la segunda más importante para la compañía: selective retailing, que incluye el operador duty free DFS y Sephora. Esta división retrocedió un 31%, hasta 10.155 millones de euros.

 

Por su parte, la división de bebidas alcohólicas cayó un 14%, los perfumes y cosméticos (muy expuestos al travel retail), un 22%, y la joyería y relojería, un 23%. El impacto en la rentabilidad también varió notablemente entre distintas áreas de negocio: mientras la perfumería hundió su beneficio un 88%, la moda lo redujo sólo un 2% y la relojería, un 59%.

 

 

 

 

Por mercados, la compañía ha indicado que el negocio en Europa sigue afectado por la crisis del Covid-19, mientras Estados Unidos “experimentó una buena recuperación” y Asia “creció con fuerza”, especialmente en el segundo semestre del ejercicio. El crecimiento en el continente fue de dos dígitos, gracias a la buena evolución de las ventas en Japón.

 

En el cuarto trimestre, LVMH logró moderar la caída hasta el 3% gracias al impulso de la moda, que creció a doble dígito por segundo trimestre consecutivo y engordó un 18%. Aunque LVMH no detalla datos por marcas, subraya que Louis Vuitton y Christian Dior registraron crecimientos a doble dígito en los dos últimos trimestres de 2020.

 

Además, apunta que tanto los productos icónicos como los nuevos de Louis Vuitton han evolucionado bien y que su rentabilidad se mantiene “en un nivel excepcional”. La empresa tampoco comunica el peso de las ventas online pero recalca que “se aceleraron fuertemente, compensando en parte el efecto del cierre de tiendas”.

Publicidad
Comentar
Compartir
...