Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Oct 201710:22

Empresa

Los líderes mundiales de la moda ponen España en su punto de mira

02 Feb 2010 — 00:00
Compartir
Me interesa
Mientras cadenas españolas como Inditex, Mango y Cortefiel centran todos sus esfuerzos en el crecimiento internacional para plantar cara a la caída del consumo en España, los mayores grupos internacionales de distribución de moda están emprendiendo un camino en dirección opuesta. GAP, Abercrombie & Fitch y Fast Retailing apuestan por el mercado europeo en plena crisis y España figura entre sus planes.El mercado textil español generó un volumen de negocio de 15.000 millones de euros a lo largo del pasado ejercicio, pese al retroceso del 8% provocado por el descenso del consumo y la reducción de precios para incentivar las ventas. Este goloso pastel ha atraído ya a gigantes como H&M (que opera con H&M y COS), Polo Ralph Lauren, Benetton, Guess, Primark y Esprit, entre otros. La diversificación de riesgos es una de las principales razones de este movimiento hacia el mercado nacional. Mientras las cadenas españolas quieren ganar cuota en el extranjero para que su negocio sea menos dependiente de los vaivenes de la economía española, las extranjeras hacen lo mismo para huir de la situación de sus mercados de origen. Un buen ejemplo de ello es GAP. La compañía estadounidense era hasta hace un año el primer grupo de distribución de moda del mundo, cuando fue adelantada por la multinacional española Inditex, cuyo buque insignia es Zara. Propietaria de las marcas Banana Republic, Piperlime y Old Navy, entre otras, GAP apuesta por Europa para afrontar la caída del mercado estadounidense. Ciudades como Madrid y Barcelona figuran entre los objetivos inmediatos de GAP, que lleva meses buscando ubicaciones en las dos capitales, según Expansión. Así, GAP, que también ha decidido apostar por la distribución online, rompe con una estrategia histórica centrada en Estados Unidos.Pero para que GAP y otras marcas entren es necesario que otras empresas abandonen algunos locales comerciales. Esta es la segunda razón por la que, según los expertos, los mayores grupos del mundo están tomando posiciones en España. La caída del consumo en el mercado español está provocando el cierre de tiendas, que dejan hueco a nuevas firmas. Además, la crisis está provocando una caída del precio de los alquileres de los locales comerciales, lo que provoca la aparición de oportunidades para tomar posiciones en calles tan comerciales como Preciados y Ortega y Gaset, en Madrid, y Portal del Ángel y Paseo de Gracia, en Barcelona. Según datos de CB Richard Ellis, los locales comerciales de las calles principales de Madrid y Barcelona experimentaron una rebaja media del 20% en su precio en 2009. Esto es precisamente lo que otro de los mayores grupos de distribución de moda pretende aprovechar. Se trata de la compañía japonesa Fast Retailing, que el pasado diciembre anunció su intención de desembarcar en 2010 en Madrid y Barcelona con Uniqlo, su cadena estrella. Fast Retailing cuenta con una red de 2.258 establecimientos, el 90% de los cuales se concentra aún en Japón. Uniqlo, que posee 870 tiendas, no es la única cadena del grupo, que también opera con las marcas Comptoir des Cotonniers (ya presente en España), Pricesse, Tam.tam, Link Theory Holdings y Cabin. Uno de los principales problemas que va a encontrar un grupo como Uniqlo en su entrada en España es la búsqueda de un local que se adapte a sus necesidades. La compañía suele operar con establecimientos de alrededor de 1.500 metros cuadrados, escasos en los principales ejes comerciales españoles. En esta misma situación se encontró la irlandesa Primark, por lo que acabó optando por centros comerciales en lugar de locales en centros urbanos. Abercombie & Fitch, en cambio, sí está decidida a encontrar una ubicación en una de las principales vías comerciales de Madrid y Barcelona. De hecho, a finales de 2008 estuvo a punto de firmar el alquiler de un palacete en Ortega y Gasset, pero el estallido de la crisis internacional frustró el proyecto. Ahora, el grupo estadounidense ha vuelto a ponerse en contacto con las consultoras inmobiliarias para que gestionen la búsqueda de locales comerciales. Según fuentes del sector, la compañía quiere desembarcar en centro ciudad con Abercrombie & Fitch y en centros comerciales, con Ruehl, otra de sus cadenas. A estos tres grandes de la moda se suman otros como Limited Brands, que ha anunciado su intención de crecer en Europa con marcas como Victoria’s Secret, una de las enseñas de lencería más famosas del mundo. La empresa estadounidense se ha marcado el objetivo de duplicar su negocio internacional en tres años. Lo mismo sucede con Urban Outfitters, entre cuyas principales cadenas de tiendas figuran Urban Outfitters y Anthropologie. El pasado octubre, Anthropologie abrió en Londres su primera tienda en Europa y pretende abrir cien tiendas más en países europeos en 2010, lo que coloca a España entre uno de sus posibles destinos.
Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...