Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

17 May 202209:07

Los fundadores de Hawkers se lanzan a la moda

Pablo Sánchez y Alejandro Moreno han constituido una sociedad destinada al comercio de prendas de vestir y calzado. La sociedad, que lleva el nombre de Play Okyla, tiene también como apoderado a Francisco Pérez, otro de los impulsores de Hawkers.
24 Abr 2017 — 04:56
Iria P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Los impulsores del fenómeno Hawkers quieren probar que lo pueden volver a hacer, esta vez en moda. El pasado marzo, Pablo Sánchez Lozano y Alejandro Moreno Pastor, dos de los fundadores de la compañía de gafas, constituyeron una sociedad destinada al comercio de textil, prendas de vestir y calzado, con la que pretenden dar el salto más allá de los artículos de talla única.

 

La sociedad, que lleva el nombre de Play Okyla, tiene su domicilio social en el parque empresarial de Elche, donde tiene su sede el grupo Hawkers, y ha echado andar con un capital social de 3.000 euros, según consta en el Registro Mercantil.

 

El pasado 8 de marzo, la empresa nombró también como apoderados a Francisco Pérez, otro de los impulsores de Hawkers, y a Vanesa Espinosa Ibañez, que también figura como apoderada en el resto de sociedades con las que opera el grupo: Wolf and Sun (Wolfnoir), Saldum VenturesPlay HawkersDollar EyewearBratleboro y Miss Hamptons Brand.

 

La empresa ya realizó una pequeña incursión en el sector con el lanzamiento de una colección de camisetas, sudaderas y gorras con motivo del Black Friday. Además, la compañía ha colaborado con empresas de moda como Pull&Bear oEl Ganso.

 

La entrada en el sector de la moda supondría salirse del negocio tradicional del grupo, cuyo modelo de negocio se centraba hasta ahora en la distribución de artículos de talla única (como gafas o relojes), sin mucha diversidad de modelos y a través de la Red.

 

La única excepción fue Miss Hamptons, la primera marca que pusieron en marcha los emprendedores y que está especializada en alpargatas. Después llegó el fenómeno Hawkers, inspirado en el éxito cosechado por sus fundadores con la distribución en España de la empresa de gafas Knockaround.

 

 

 

 

A principios de este mes, la compañía ilicitana constituyó otra sociedad, Saldum Eyewear, destinada a la comercialización de gafas graduadas y lentes oftalmológicas, con lo que también iría un paso más allá del modelo de talla única.

 

Esta diversificación se produce, además, a las puertas de que Hawkers se enfrente a su prueba de fuego, el salto al canal físico, con la apertura de su primera tienda. La compañía se instalará el próximo junio en la calle Carretas de Madrid, frente al local que ocupa Zara, y contará con tres plantas.

 

Para financiar toda esta expansión, la empresa cerró a mediados del año pasado su primera ronda de financiación, con la que levantó cincuenta millones de euros y dio entrada a su capital al fondo O’Hara Capital, pilotado por el venezolano Alejandro Betancourt, y los fundadores de Tuenti.

 

Entre los objetivos de la empresa tras la inyección de capital se encuentran, además del desarrollo de retail, la adquisición de nuevas marcas con las que engrosar su cartera. Sobre estos dos ejes, la compañía prevé incrementar su facturación hasta los 300 millones de euros en 2018.

 

Para este ejercicio, los planes de Hawkers, que forma parte de Hawkers Group (antiguamente denominado Saldum Ventures) pasan por alcanzar una cifra de negocio de cien millones de euros y finalizar el ejercicio con un total de cinco millones de unidades vendidas.

Publicidad
Comentar
Compartir
...