Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Sep 202100:21

Los dueños de Dándara se hacen con la licencia de moda femenina de Privata para relanzarla en España

09 Ene 2015 — 04:55
C. Pareja
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Merletti, empresa industrial que opera en el sector con la marca Dándara, engorda su cartera de marcas con la adquisición de la licencia para moda femenina de Privata. El grupo, que combina el desarrollo de Dándara con la fabricación de prendas para otras marcas, ha finalizado 2014 con una facturación de 15 millones de euros, un 25% más que en el año anterior, tal y como ha explicado Ángel Burgueño, director general de la compañía, a Modaes.es.

 

El grupo ha creado la sociedad Kipo Textil, especializada en la comercialización, diseño, fabricación y confección de productos textiles y complementos de vestir, para controlar la licencia de moda femenina de Privata. “Nuestro objetivo con la adquisición de este licencia es reposicionar la marca en el mercado español”.

 

La sociedad, constituida el pasado diciembre y con un capital social de 30.000 euros, es propiedad al 100% de Merletti y tiene sede en Madrid. Al frente de la compañía se encuentran Ángel Burgueño y José María Municio Nogales como consejeros.

 

Hasta ahora, la licencia para moda femenina de Privata estaba en manos de Creaciones Nicolás, empresa con casi sesenta años de experiencia en el sector de la moda en España y que cuenta en su cartera de marcas con enseñas como Nicky loco’s, Por qué? o Centauro.

 

Privata inició su andadura en el sector de la moda en 1973, y tras alcanzar una alta notoriedad, en 2010 vivió una segunda juventud, cuando su licencia fue adquirida por la textil Intergrup Aviapunt, grupo industrial que fabrica para compañías como Inditex y El Corte Inglés. El grupo decidió deshacerse de la licencia de Privata a finales de 2011, cuando pasó a manos del grupo Creaciones Nicolás.

 

Ahora, Merletti será la encargada de volver a probar suerte con Privata en el mercado español. “La primera colección de mujer la presentaremos en Madrid, en el marco de la feria Momad Metrópolis”, explica Burgueño. Tras la adquisición de la licencia de Privata, Merletti posicionará a la marca en un segmento de mercado medio-alto, con un precio medio de 80 euros por prenda.

 

Dándara, a por las cien tiendas

En paralelo al desarrollo de nuevas marcas, Merletti continúa operando en el sector con Dándara. La compañía ha abierto en los últimos seis meses quince nuevos establecimientos, por lo que ya cuenta con una red de distribución formada por más de noventa puntos de venta.

 

Dándara ya cuenta con presencia en gran parte de España y en el mercado internacional, en países como Costa Rica, Chile, Suiza, Qatar o Rumania, entre otros. “El objetivo de este año es firmar nuevos contratos para empezar a desarrollar la marca en mercados como México o Arabia Saudí, donde ya estamos en conversaciones avanzadas con posibles socios”, explica Burgueño.

 

 Dándara nació hace 10 años de la unión de Zona Natural (firma con la que Burgueño operó hasta 2002 en el sector) con un socio industrial, Merletti. Con esta asociación, las dos empresas apostaron por controlar desde el diseño de la prenda hasta la producción y la distribución.

Publicidad
Comentar
Compartir
...