Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

16 Dic 201706:26

h Empresa

Loewe baja la persiana en Madrid y deja hueco a una ‘macrotienda’ en Serrano

El gigante francés LVMH, propietario de la firma de lujo, y el dueño del local han decidido no renovar el alquiler. José Ramón Urtasun promoverá una nueva macrotienda en el local.

20 Feb 2017 — 04:52
C. Pareja/ P. Riaño
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Loewe baja la persiana en Madrid y deja hueco a una ‘macrotienda’ en Serrano

 

 

 

Una nueva macrotienda espera inquilino en Serrano. El propietario del local del número 26 de la calle madrileña, actualmente ocupado por Loewe, ha decidido no renovar el alquiler del local y reformarlo para ampliar el establecimiento. Las obras darán como resultado una nueva macrotienda de tres plantas y 1.500 metros cuadrados en uno de los mejores tramos comerciales de Serrano, según han explicado fuentes cercanas a la operación a Eje Prime.

 

 

Antes de tomar la decisión de transformar la tienda de Loewe y varios pisos en un macrolocal, el propietario, José Ramón Urtasun, negoció con LVMH para ubicar otra de sus enseñas. Finalmente, las conversaciones quedaron en nada y, si bien Loewe continúa arrendando el establecimiento, es cuestión de semanas que la marca deje el local y el propietario del inmueble inicie las obras.

 

El edificio tiene dos usos. Mientras que los bajos están destinados a actividad comercial, con Loewe y Prada como inquilinos, el resto del edificio es para oficinas, con despachos de otras firmas de lujo como Ralph Lauren.

 

El cierre de Loewe en el número 26 de Serrano se produce apenas unos meses después de que la compañía abriera su mayor tienda del mundo en el número 34 de la misma vía. El flagship, conocido como Casa Loewe, se amplió hasta alcanzar los mil metros cuadrados de superficie en tres plantas.

 

 

 

 

En los últimos años, Serrano ha vuelto a ganar protagonismo en los planes de expansión de las compañías de moda, especialmente las de lujo, como Carrera y Carrera, que abrió a comienzos de año en el número 27, junto a Agatha Ruiz de la Prada.

 

La compañía alemana Hugo Boss escogió también Serrano para instalar su establecimiento de referencia en el mercado español el año pasado. El local, de 623 metros cuadrados, estaba antes ocupado por Bdba y se encuentra en el número 28 de la calle.

 

Otro grupo internacional que apostó por Serrano para impulsar su presencia en el mercado español fue Swarovski, que abrió su segunda tienda propia a pie de calle en Madrid en el número 44.

 

También los grandes almacenes El Corte Inglés han llevado a cabo un lavado de cara en el eje del lujo de Madrid. La compañía reorganizó su oferta comercial en la calle, dedicando su centro de Serrano con Ayala a moda masculina de gama alta y concentrando su oferta para mujer en el de Serrano con Ortega y Gasset.

 

El enclave de lujo también ha seducido a marcas de moda outdoor como Timberland, una de las firmas del grupo VF que mejor funciona en España y que escogió el número 46 de Serrano para abrir su primer establecimiento en el centro de la ciudad.

 

Por su parte, otros grupos de moda deportiva como Nike o de gran distribución como Inditex se han instalado en la vertiente históricamente menos comercial de esta arteria comercial, en los números más bajos, revitalizando también esta zona de la calle.

 

 

Los ejes prime’ de Madrid

A lo largo de 2016 se cerraron más de sesenta operaciones en las calle principales de Madrid, volviendo a poner en la ciudad en el punto de mira de los principales operadores comerciales del mundo y revalorizando las inversiones de los propietarios de los locales ubicados en estas.

 

Uno de los factores que han hecho que las rentas en calle prime se disparen ha sido el boom de las macrotiendas. El efecto Primark de 2015 ha sido seguido por muchos operadores. En concreto, la Gran Vía de Madrid consiguió elevar su renta en locales comerciales un 4,6%, hasta 225 euros por mes el metro cuadrado.

 

Serrano, por su parte, se encuentra entre las calles que mayor incremento experimentó el pasado ejercicio junto a Ortega y Gasset. La última elevó su renta media un 11,7%, hasta 190 euros por mes el metro cuadrado, mientras que Serrano, una de las vías preferidas por el lujo para abrir sus tiendas en Madrid, ha continuado elevando su precio medio: un 6,5%, hasta 245 euros por metro cuadrado y mes.

 

Una nueva macrotienda espera inquilino en Serrano. El propietario del local número 23 de la calle madrileña, actualmente ocupado por Loewe, ha decidido no renovar el alquiler del local y reformarlo para ampliar el establecimiento. Las obras darán como resultado una nueva macrotienda de tres plantas y 1.500 metros cuadrados en uno de los mejores tramos comerciales de Serrano.

Según fuentes cercanas al inversor, antes de tomar la decisión de transformar la tienda de Loewe y varios pisos en un macrolocal, el propietario negoció con LVMH para ubicar otra de sus enseñas. Finalmente, las conversaciones quedaron en nada y, si bien Loewe continúa arrendando el establecimiento, es cuestión de semanas que la marca el local y el propietario del inmueble inicie las obras.

El edificio tiene dos usos. Mientras que los bajos está destinado a una actividad comercial, con Loewe y Prada como inquilinos, el resto del edificio es para oficinas, donde tienen ubicados sus despachos otras firmas de lujo como Ralph Lauren.

El cierre de Loewe en el número 23 de Serrano se produce apenas unos meses después de que la compañía abriera su mayor tienda del mundo en el número 34 de la misma vía. El flagship, conocido como Casa Loewe, se amplió hasta alcanzar los mil metros cuadrados de superficie en tres plantas.

 

Loewe abrió el año pasado su mayor tienda del mundo en el número 23 de Serrano

 

En los últimos años, Serrano ha vuelto a ganar protagonismo en los planes de expansión de las compañías de moda, especialmente las de lujo, como Carrera y Carrera, que abrió a comienzos de año en el número 27, junto a Agatha Ruiz de la Prada.

La compañía alemana Hugo Boss escogió también Serrano para instalar su establecimiento de referencia en el mercado español el año pasado. El local, de 623 metros cuadrados, estaba antes ocupado por Bdba y se encuentra en el número 28 de la calle.

Otro de los grupos internacionales que apostaron por Serrano para impulsar su presencia en el mercado español fue Swarovski, que abrió su segunda tienda propia a pie de calle en Madrid en el número 44.

También los grandes almacenes El Corte Inglés han llevado a cabo un lavado de cara en el eje del lujo de Madrid. La compañía reorganizó su oferta comercial en la calle, dedicando su centro de Serrano con Ayala a moda masculina de gama alta y concentrando su oferta para mujer en el de Serrano con Ortega y Gasset.

El enclave de lujo también ha seducido a marcas de moda outdoor como Timberland, una de las firmas del grupo VF que mejor funciona en España y que escogió el número 46 de Serrano para abrir su primer establecimiento en el centro de la ciudad.

Por su parte, otros grupos de moda deportiva como Nike o de gran distribución como Inditex se han instalado en la vertiente históricamente menos comercial de esta arteria comercial, en los números más bajos, revitalizando también esta zona de la calle.

 

 

Los ‘ejes prime’ de Madrid

A lo largo de 2016 se cerraron más de sesenta operaciones en las calle principales de Madrid, volviendo a poner en la ciudad en el punto de mira de los principales operadores comerciales del mundo y revalorizando las inversiones de los propietarios de los locales ubicados en estas.

Uno de los factores que han hecho que las rentas en calle prime se disparen ha sido el boom de las macrotiendas. El efecto Primark de 2015 ha sido seguido por muchos operadores. En concreto, la Gran Vía de Madrid consiguió elevar su renta en locales comerciales un 4,6%, hasta 225 euros por mes el metro cuadrado.

Serrano, por su parte, se encuentra entre las calles que mayor incremento experimentó el pasado ejercicio junto a Ortega y Gasset. La última elevó su renta media un 11,7%, hasta 190 euros por mes el metro cuadrado, mientras que Serrano, una de las vías preferidas por el lujo para abrir sus tiendas en Madrid, ha continuado elevando su precio medio: un 6,5%, hasta 245 euros por metro cuadrado y mes.

 Una nueva macrotienda espera inquilino en Serrano. El propietario del local número 23 de la calle madrileña, actualmente ocupado por Loewe, ha decidido no renovar el alquiler del local y reformarlo para ampliar el establecimiento. Las obras darán como resultado una nueva macrotienda de tres plantas y 1.500 metros cuadrados en uno de los mejores tramos comerciales de Serrano.

 

Según fuentes cercanas al inversor, antes de tomar la decisión de transformar la tienda de Loewe y varios pisos en un macrolocal, el propietario negoció con LVMH para ubicar otra de sus enseñas. Finalmente, las conversaciones quedaron en nada y, si bien Loewe continúa arrendando el establecimiento, es cuestión de semanas que la marca el local y el propietario del inmueble inicie las obras.

El edificio tiene dos usos. Mientras que los bajos está destinado a una actividad comercial, con Loewe y Prada como inquilinos, el resto del edificio es para oficinas, donde tienen ubicados sus despachos otras firmas de lujo como Ralph Lauren.

El cierre de Loewe en el número 23 de Serrano se produce apenas unos meses después de que la compañía abriera su mayor tienda del mundo en el número 34 de la misma vía. El flagship, conocido como Casa Loewe, se amplió hasta alcanzar los mil metros cuadrados de superficie en tres plantas.

 

Loewe abrió el año pasado su mayor tienda del mundo en el número 23 de Serrano

 

En los últimos años, Serrano ha vuelto a ganar protagonismo en los planes de expansión de las compañías de moda, especialmente las de lujo, como Carrera y Carrera, que abrió a comienzos de año en el número 27, junto a Agatha Ruiz de la Prada.

La compañía alemana Hugo Boss escogió también Serrano para instalar su establecimiento de referencia en el mercado español el año pasado. El local, de 623 metros cuadrados, estaba antes ocupado por Bdba y se encuentra en el número 28 de la calle.

Otro de los grupos internacionales que apostaron por Serrano para impulsar su presencia en el mercado español fue Swarovski, que abrió su segunda tienda propia a pie de calle en Madrid en el número 44.

También los grandes almacenes El Corte Inglés han llevado a cabo un lavado de cara en el eje del lujo de Madrid. La compañía reorganizó su oferta comercial en la calle, dedicando su centro de Serrano con Ayala a moda masculina de gama alta y concentrando su oferta para mujer en el de Serrano con Ortega y Gasset.

El enclave de lujo también ha seducido a marcas de moda outdoor como Timberland, una de las firmas del grupo VF que mejor funciona en España y que escogió el número 46 de Serrano para abrir su primer establecimiento en el centro de la ciudad.

Por su parte, otros grupos de moda deportiva como Nike o de gran distribución como Inditex se han instalado en la vertiente históricamente menos comercial de esta arteria comercial, en los números más bajos, revitalizando también esta zona de la calle.

 

 

Los ‘ejes prime’ de Madrid

A lo largo de 2016 se cerraron más de sesenta operaciones en las calle principales de Madrid, volviendo a poner en la ciudad en el punto de mira de los principales operadores comerciales del mundo y revalorizando las inversiones de los propietarios de los locales ubicados en estas.

Uno de los factores que han hecho que las rentas en calle prime se disparen ha sido el boom de las macrotiendas. El efecto Primark de 2015 ha sido seguido por muchos operadores. En concreto, la Gran Vía de Madrid consiguió elevar su renta en locales comerciales un 4,6%, hasta 225 euros por mes el metro cuadrado.

Serrano, por su parte, se encuentra entre las calles que mayor incremento experimentó el pasado ejercicio junto a Ortega y Gasset. La última elevó su renta media un 11,7%, hasta 190 euros por mes el metro cuadrado, mientras que Serrano, una de las vías preferidas por el lujo para abrir sus tiendas en Madrid, ha continuado elevando su precio medio: un 6,5%, hasta 245 euros por metro cuadrado y mes.

 

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...