Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

15 Dic 201710:57

h Empresa

Loa aterriza en Estados Unidos tras la entrada de Daniel Imaz en su capital

La compañía, con un posicionamiento premium, ha comenzado a distribuir en cuarenta puntos de venta del país y ha puesto el foco en Alemania, Holanda y Francia para impulsar su expansión.
03 Jul 2017 — 04:47
I. P. Gestal
Compartir
Me interesa

Loa aterriza en Estados Unidos tras la entrada de Daniel Imaz en su capital

 

Talento de Inditex y de una de las familias de mayor trayectoria de la distribución de moda en España para hacerse un hueco en el segmento premium. Loa comenzó su andadura hace tres años de la mano de una ex empleada de Stradivarius y el año pasado abrió su capital a Daniel Imaz, hermano del fundador de Shana. La empresa se encuentra ahora en plena expansión internacional y acaba de plantar la bandera en el mercado estadounidense.

Lidia Aguilera, quien emprendió el proyecto, se formó en la cantera de Inditex, trabajando como  responsable de diseño y coordinadora de tendencias en Stradivarius

Después de una década en el grupo gallego, Aguilera decidió establecerse por su cuenta y comenzó a trabajar como freelance, cuando le llegó la oportunidad de lanzar su primera colección. “No era algo que estaba en mis planes, pero una amiga, que era comercial, me propuso distribuir una pequeña colección, y funcionó”, explica Aguilera.

Su marca, Loa, comenzó a hacerse un hueco en el canal multimarca, hasta llegar a medio centenar puntos de venta. “Cuando vimos que funcionaba, mi pareja se sumó al proyecto y se hizo cargo de la parte financiera”, apunta la emprendedora.



El impulso llegó en septiembre del año pasado, cuando Loa abrió su capital a un socio externo, Daniel Imaz. “Necesitábamos un socio, no sólo por el capital sino también para que se hiciera cargo de la parte de producción; queremos producir cada vez más en España”, apunta Aguilera.

La empresa distribuye moda femenina a una media de 200 euros por prenda, y hasta ahora trabajaba principalmente con proveedores indios. “Estamos posicionados en el paso anterior al lujo, donde estaría cadenas como Sandro, Maje, o Zadig&Voltaire; creemos que es una buena alternativa a las verticales pero a un precio que es relativamente accesible”, apunta.

El objetivo de la empresa ahora es potencial su expansión internacional, y acaba de comenzar a distribuir en Estados Unidos, donde ya cuenta con presencia en cuarenta puntos de venta. Además, está cerrando agentes para Benelux (Holanda, Bélgica y Luxemburgo), París y Alemania.

El grupo ha estado también en negociaciones con grupos de grandes almacenes en España y el extranjero, aunque por el momento no hay nada cerrado. “Todo depende de cómo se desarrollen las conversaciones que estamos manteniendo, pero esperamos cerrar el ejercicio con una facturación de medio millón de euros”, apunta la emprendedora. 
Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...