Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

27 Oct 202122:35

Levi Strauss crece un 29% en el primer semestre y mejora sus previsiones para 2021

La compañía ha cerrado el periodo, finalizado el 30 de mayo, con una facturación de 2.582 millones de dólares.

09 Jul 2021 — 11:24
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Levi Strauss crece un 29% en el primer semestre y mejora sus previsiones para 2021

 

 

El mundo ha salido del confinamiento vistiendo vaqueros. Levi Strauss ha cerrado el primer semestre del ejercicio con un crecimiento del 29%, hasta 2.582 millones de dólares, y de nuevo en números negros, con un beneficio de 207 millones de dólares. Tras los resultados, mejores de lo esperado, la compañía ha mejorado sus previsiones para el ejercicio 2021.

 

En el segundo semestre, la empresa prevé crecer entre un 28% y un 29% en relación a 2020 y entre un 4% y un 5% respecto a 2019. El beneficio por acción a cierre de año se situará entre 1,29 dólares y 1,33 dólares.

 

“Superamos significativamente nuestras previsiones de facturación, margen bruto ajustado y ebit ajustado”, subrayó Chip Bergh, presidente y consejero delegado de Levi Strauss. “La facturación en la mayoría de mercados se está recuperando más rápido de lo previsto y estamos saliendo de la pandemia con una estructura económica mejorada y más sostenible”, añadió el ejecutivo.

 

Bergh atribuyó parte del crecimiento a la fortaleza de las marcas del grupo y a su capacidad para “capitalizar las tendencias del denim y la continuación del cambio hacia la casualización” de la moda.  

 

 

 

 

Sólo en el segundo trimestre (finalizado el 30 de mayo), Levi’s facturó 1.276 millones de dólares, lo que supone un crecimiento del 156% respecto a 2020, aunque sigue un 3% por debajo del mismo periodo de 2019. La compañía prevé superar ya los niveles prepandemia en el tercer trimestre.

 

El beneficio bruto se situó en 750 millones de dólares y el margen bruto fue del 58,8%, frente al 34,1% del mismo periodo del año anterior, cuando se vio afectado por unos costes de 87 millones de dólares relacionados con la pandemia.

 

Excluyendo estos extraordinarios, el margen también se incrementó en 670 puntos básicos, hasta el 58,2%, que la empresa atribuye a una mayor proporción de venta directa al consumidor final, una subida de precios, ahorros en el aprovisionamiento y una reducción de las promociones.

 

En este sentido, la compañía asumió unos costes de 16 millones de dólares vinculados a la reestructuración en la que está inmersa el grupo para “reducir costes, simplificar las operaciones y mejorar la agilidad”, añade. El resultado neto se situó en positivo, en 65 millones de dólares, frente a las pérdidas de 364 millones de dólares del año anterior.

 

 

 

 

El ecommerce mantuvo su empuje pese a la reapertura de tiendas y se disparó un 75% respecto al segundo trimestre de 2020, incluyendo las ventas a través de todo el canal digital de la compañía, hasta representar un 23% de la facturación total.

 

Durante el trimestre, alrededor de un tercio de las tiendas en Europa y un 17% de los puntos de venta en todo el mundo estuvieron cerrados. Actualmente, el 92% de los establecimientos ya están operativos.

 

Por mercados, Estados Unidos y China han superado ya los niveles previos al Covid-19 y Europa ha comenzado a recuperarlos a finales del trimestre. En relación a 2020, todas las regiones han más que duplicado su facturación.

 

En América, el grupo facturó 715 millones de dólares, un 4% más que en 2019, con un alza del 4% en wholesale y del 61% en el canal online, que representa ya un 19% de la cifra de negocio en el continente.

 

 

 

 

En Europa, la facturación ascendió a 365 millones de dólares, todavía un 8% por debajo de 2019 debido a la evolución del canal de venta directa al consumidor final, que se contrajo un 21%. El wholesale, en cambio, se incrementó un 4% y el canal digital se disparó un 100%, copando un tercio de las ventas. En mayo, con el levantamiento de las restricciones, la región recuperó ya el volumen previo al Covid-19.

 

Por último, en Asia la facturación se contrajo un 12% respecto al segundo trimestre de 2019, hasta 196 millones de dólares, que el grupo atribuye al impacto que el Covid-19 ha continuado teniendo en algunos de los mayores mercados del continente como India, que representa la mitad de las ventas de Levi’s en Asia.

 

China volvió a crecer en relación a 2019 por primera vez desde el principio de la pandemia y el canal online se disparó un 83%, hasta representar un 15% del total de las ventas en la región.

 

Levi Strauss opera con las marcas Levi’s, Dockers, Singature by Levi Strauss y Denizen. La empresa opera en más de 110 países a través de grandes almacenes, tiendas online, puntos de venta multimarca y más de 3.000 tiendas monomarca y corners. 

Publicidad
Comentar
Compartir
...