Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

08 Dic 202113:23

Latitude cambia el rumbo y da entrada a un fondo californiano para centrarse en su propia marca

La compañía deja de coordinar la producción para terceros para focalizarse en el lanzamiento de su propia enseña.

13 Sep 2016 — 04:50
S. Riera
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

 

Latitude cambia el rumbo e inicia una nueva etapa. La compañía gallega, pilotada por María Almazán y Fernando Gago, deja atrás su trayectoria como proveedor de prendas sostenibles para terceros y se sumerge en el desarrollo de su propia marca de moda. La empresa va a financiar esta nueva etapa con la entrada en el capital de un fondo californiano especializado en la inversión en empresas eco.

 

El grupo da un giro de 180 grados tres años después de su puesta en marcha. Latitude nació con el impulso de cinco socios y dos fondos de inversión, Xesgalicia (el brazo inversor de la Xunta de Galicia) y Vigo Activo, con el propósito de coordinar la producción para terceros en talleres gallegos de confección sostenibles. Almazán, una de sus impulsoras, puso en marcha este proyecto después de activar la fundación Fabrics for Freedom, que inició la diseñadora Sybilla para la producción de tejidos sostenibles.

 

A principios de año, Latitude sentó las bases de este giro estratégico y lanzó en Internet su propia marca. La empresa puso entonces en marcha una campaña de crowdfunding con el objetivo de tantear la respuesta que pudiera tener una enseña sostenible en el mercado español. Tras la respuesta obtenida, la compañía tomó la decisión de virar por completo el rumbo y abordar la creación de su propia marca.

 

 

A principios de agosto, Latitude cerró una ronda de financiación con la que dio entrada en el capital al  grupo inversor californiano, del que la empresa no ha querido hacer público el nombre. Tampoco ha trascendido el importe de esta inyección que se realizado mediante una ampliación de capital. Para encarar esta nueva etapa, la empresa también ha cambiado el nombre de la sociedad, que ha pasado de llamarse La estación eco fashion hub ha ser Hazlo contemporáneo, según consta en el Registro Mercantil.

 

“Dejamos los contactos hechos y la red ya está creada, continuaremos actuando como puente, aunque nuestros esfuerzos se volcarán en nuestra propia marca”, ha explicado Almazán a Modaes.es. “No dejamos la producción para terceros porque no funcione, que sí lo hace, sino  que lanzamos nuestra marca porque nos la piden”, explica la empresaria.

 

Nuevas oficinas, nuevo equipo

Este giro estratégico conlleva también un cambio en la estructura. A finales de 2015, Latitude ya la reordenó con el traslado de la oficina que tenía en Santiago de Compostela a Vigo, desde donde coordinar la producción, y la apertura de unas oficinas en Madrid, para gestionar las labores comerciales.

 

Ahora, la gestión se traslada a la capital, donde se ubicarán los nuevos departamentos de diseño, márketing y ventas. En Vigo, Latitude mantendrá las oficinas para continuar fabricando en la misma red de proveedores locales.

 

La primera colección de la marca se lanzará en esta campaña de Navidad. “Más que una colección en sí, es un avance, un comming soon, en agradecimiento a todos aquellos que hace tiempo que nos la vienen pidiendo”, explica Almazán. En cuanto a la distribución, la emprendedora señala que estudian nuevas fórmulas más allá del comercio tradicional. “Queremos sorprender y alejarnos de lo convencional, de todo aquello que hacen las marcas normales”, añade.

 

En cuanto a la producción, Latitude continuará trabajando con los confeccionistas gallegos. Para el lanzamiento de la marca, la empresa cuenta con los cinco talleres con los que empezó, junto con otros dos especializados en acabados textiles.

Publicidad
Comentar
Compartir
...