Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Nov 201713:19

h Empresa

Las licencias mantienen ‘vivo’ el negocio de Victorio & Lucchino

23 Ene 2013 — 04:56
C. Pareja
Compartir
Me interesa

La firma Victorio & Lucchino ha empezado 2013 como acabó 2012: con malas noticias. Aunque su negocio siga adelante, y aunque la intención de la compañía sea continuar con su actividad, el tándem de diseñadores sevillanos anunció a finales del año pasado una reestructuración empresarial y este mes han comunicado su entrada en concurso de acreedores.

 

Pero al margen de la entrada en los juzgados con dos de sus sociedades, una parte del negocio de la enseña sigue adelante con total normalidad: las licencias. Victorio & Lucchino, una de las empresas de diseño con más tradición en España, ha conseguido hacerse un nombre entre el público general, lo que les ha llevado a conseguir colar su enseña en paraguas, bolsos, sábanas, pañuelos e incluso trajes de novia gracias a alianzas con terceros.

 

Las licencias de Victorio & Luchino se dividen en dos grandes grupos, correspondientes a dos marcas. Con la primera, Victorio & Luchino, se firman artículos como calzado, ropa de hombre, ropa interior y lencería, gafas, vestidos de novia y perfumes. Victorio & Luchino también es la marca que utiliza la división de prêt-à-porte de la empresa.

 

La segunda enseña de la compañía, V&L, se utiliza para artículos de un precio menor y más accesibles para el consumidor. Desde bisutería a paraguas, pasando por relojes, bolsos y marroquinería o trajes de primera comunión.

 

Licencias Victorio & Luchino

El prêt-à-porter es el único producto del que se encarga directamente la compañía. Es por eso que el concurso de acreedores presentado por la empresa no afecta a sus licencias. Patrimonio de Moda y Victorio & Lucchino, Costura, Diseño y Moda, dedicadas a la fabricación y confección de prendas de vestir y accesorios, son las sociedades que se han acogido a la antigua suspensión de pagos.


Una de las licencias de Victorio & Lucchino con más éxito es la de moda masculina. La compañía se alió con el grupo Manufacturas Andreu en 2001, cuando la empresa catalana firmó un acuerdo con la compañía sevillana para fabricar y comercializar una colección de corbatas de lujo.

 

Más adelante, Victorio & Lucchino firmó un acuerdo con Clarís Seda, filial de Manufacturas Andreu, para licenciar la colección masculina de los diseñadores. El último paso de esta alianza ha sido la creación de una joint venture (empresa conjunta) para poner en marcha el primer establecimiento de moda de hombre de Victorio & Lucchino. El grupo Andreu, con sede en Barcelona, cuenta con las licencias de otras firmas españolas como Pertegaz y Agatha Ruiz de la Prada.

 

La catalana Parera Grupo es otra de las compañías que ha llegado a acuerdos con Victorio & Lucchino para licenciar su marca, en este caso, con lencería y ropa interior. Parera Grupo también es propietario de las licencias de marcas como Mustang, DKNY o Hugo Boss. La empresa distribuye estas enseñas en exclusiva en el mercado español.

 

En cuanto a sus fragancias, Victorio & Lucchino ha dejado siempre en manos del grupo catalán Puig toda su gama de perfumes. Secreto de Gardenia,  Tentación de rosas o Agua de Rocío son algunos de los perfumes que el grupo catalán ha creado con el nombre de los diseñadores sevillanos.

 

Victorio & Lucchino también se introdujo en el negocio óptico en 2002, cuando se alió con el grupo Optim. Gracias a este acuerdo, las gafas firmadas por los diseñadores sevillanos pueden encontrarse en más de cincuenta países junto a otras marcas españolas como Roberto Verino y Pedro del Hierro o internacionales como Levi's o Gant, una de las ultimas licencias adquiridas por Optim.

 

La empresa catalana Cunill Orfebres es la encargada de bisutería de la firma sevillana a través de la marca V&L Alhajas. Cunill Orfebres nació en 1916 y entre las licencias que gestiona figuran Agatha Ruiz de la Prada, Divinas Palabras, FC Barcelona o Pertegaz.

 

Uno de los últimos negocios que ha licenciado Victorio & Lucchino ha sido el de la moda nupcial. A principios de 2011, Raimon Bundó se hizo con la fabricación y distribución de la marca sevillana para trajes de novia. En el negocio de los vestidos de comunión, en cambio, el dúo de diseñadores ha trabajado con la empresa murciana Marla España.

 

Otra compañía catalana se encarga de las alfombras de Victorio & Lucchino. Se trata de Dac, liderada por Nacho Curt y que ha trabajado con marcas como Jordi Labanda, Ailanto o Davidelfín.

 

La valenciana Creaciones Euromoda es la propietaria de la licencia Victorio & Lucchino para textil hogar. La compañía fabrica artículos como toallas o artículos de cama con marcas como Amaya Arzuaga, Angel Schlesser o Devota & Lomba. En el caso de la firma sevillana, utiliza la marca V&L Sueños.

 

Victorio & Lucchino no sólo licencia su marca con sectores relacionados con la moda o el textil. La empresa ha cedido su enseña a compañías como Keriben o Azuliber para vender azulejos, aunque estas licencias no están vigentes actualmente.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...