Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Ago 201803:03

h Empresa

La ‘start up’ Jonndo vira el rumbo: abre en Nueva York tras captar capital de EEUU

La compañía especializada en calzado, que pusieron en marcha los emprendedores Álvaro Sasiamberrena y Eugenio Sai, inicia una nueva etapa: cambia el nombre de la marca y abre una primera tienda en Nueva York.



14 Jun 2018 — 04:37
Silvia Riera
Compartir
Me interesa

La ‘start up’ Jonndo vira el rumbo: abre en Nueva York tras captar capital de EEUU

 

 

Tercera vuelta de tuerca en menos de cinco años. La start up de calzado a medida Jonndo ha dado un vuelco por completo a su estrategia después de dar entrada a dos socios estadounidenses a su capital. La compañía cerró la tienda de Madrid, dejó atrás sus planes de expansión en España y puso rumbo a Estados Unidos, donde se ha instalado en Nueva York, con oficinas y un primer establecimiento.

 

Tras haber abierto su primera tienda en el número 35 de la calle Velázquez de Madrid, en pleno barrio de Salamanca, y rastrear oportunidades en el eje prime de Barcelona para poner en marcha su segundo establecimiento, los emprendedores Álvaro Sasiamberrena y Eugenio Sai reorientaron por completo su estrategia, dejaron atrás España y pusieron rumbo a las Américas.

 

A principios del año pasado, la empresa trazó también un plan para abordar el mercado estadounidense y, en aquel intento, entraron en su capital dos inversores del país, Randy y Monica Shuken, que se hicieron con el 50% de la compañía. La incorporación de los nuevos socios favoreció este viraje que ha reorientado toda la hoja de ruta y ha puesto en el centro del nuevo plan la expansión de la empresa en Estados Unidos.

 

 

 

 

Para esta nueva etapa, la empresa también ha vuelto a cambiar el nombre de la marca, que ahora pasa a Qüero. Todos los esfuerzos de la compañía están ahora puestos en desarrollar la firma en Estados Unidos, donde han creado estructura en Nueva York, con la apertura de una oficina comercial con seis personas, y donde acaban de abrir un establecimiento en Manhattan, en la calle 37, entre la Quinta y la Sexta Avenida, cerca del Empire State Building.

 

La compañía mantiene aún la sede en Madrid, donde continúa al equipo de diseño y de compras, ya que sigue fabricando en Almansa (Albacete). Qüero también ha reforzado el equipo directivo con el nombramiento de un consejero delegado, cargo que ocupa Mario Tejeiro. Con la nueva marca, la empresa cerró 2017 con ventas de medio millón de euros y espera concluir 2018 con una facturación de 1,5 millones de euros.

 

El siguiente paso ahora de la marca es continuar abriéndose camino en el mercado estadounidense. En la actualidad, la empresa ha iniciado negociaciones con Nordstrom y Macy’s para pisar el acelerador en el país. Por otro lado, Qüeros está diseñando una nueva estrategia de retail para abrir fitting rooms por todo el territorio. Se trata de espacios similares a un showroom, sin stock, en los que probarse los zapatos, para luego recibirlos en casa.

 

 

 

 

Sasiamberrena y Sai se lanzaron al negocio del calzado con 21 años y recién graduados en Arquitectura y en Dirección y Administración de Empresas, respectivamente. Sin ningún tipo de experiencia ni de vínculo familiar con el sector, los emprendedores  se adentraron en él hace cinco años con el lanzamiento de la primera enseña de calzado masculino a medida Saint John Shoes.

 

Sasiamberrena y Sai dieron los primeros pasos en este negocio con una inversión mínima, trabajando por encargo. La misma fábrica les prestó en su día cuatro muestras y sobre ellas fueron sirviendo pedidos y reinvirtiendo las ganancias. Aquella primera incursión en el sector les permitió incluso abrir un primer establecimiento en Claudio Coello para tener contacto directo con los clientes y que más tarde también cerró sus puertas. Con Saint John Shoes, los jóvenes empresarios llegaron a comercializar 1.200 pares.

 

Con Jonndo dieron un paso adelante y subieron el listón de ventas a los 2.000 pares mensuales. Tras abrir en Madrid, la compañía se propuso extender la marca al resto de país con la apertura de tiendas propias en Barcelona, San Sebastián, Málaga y Valencia. Ahora, con Qüeros, la apuesta es por el mercado estadounidense, donde el ticket medio de venta es tres veces más elevado, hasta 500 euros por par.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...