Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

25 Abr 201808:50

h Empresa

La ‘start up’ Costalamel echa el cierre

La empresa de moda made in Barcelona ha cerrado el pasado 1 de febrero al no disponer de capital para continuar con su actividad. 

06 Feb 2018 — 14:00
modaes
Compartir
Me interesa

Una de las imágenes de la marca

 

Costalamel cesa su actividad. La compañía de sudaderas y camisetas echa el cierre al no disponer de fondos para continuar su actividad. La compañía barcelonesa bajará la persiana definitivamente el próximo 1 de marzo después de cuatro años y medio en el negocio de la moda.

 

La empresa abrió, el año pasado, una ronda de financiación por la que intentaba captar inversores para sacar adelante su actividad. “Encontramos un inversor interesado pero, para poner en marcha el plan de comercialización que solicitaba, necesitábamos capital adicional”, explicó el fundador Costalamel, Ernest Costafreda, a Modaes.es.

 

En 2016, la empresa abrió una ronda de financiación con la que pretendía captar 300.000 euros y multiplicar su tamaño por cinco en un año. En este momento, un nuevo socio entró a formar parte de la compañía a través de la adquisición del 50% de la empresa.  “Unos meses más tarde acordamos que necesitábamos lanzar otra ronda de financiación para impulsar la empresa”, razona Costafreda.

 

 

 

 

La compañía centraba el grueso de sus ventas en su tienda online, aunque también estaba presente en plataformas como Asos y en puntos de venta multimarca en España, Japón, Reino Unido, Rusia o Estados Unidos.  

 

La empresa nació de la mano de Ernest Costa y, dos años más tarde se unió Eduard Sáez.  La empresa nació como abanderada de la moda hecha en Barcelona, con su producción concentrada en la ciudad y sus alrededores. El target de la start up era un público de entre 25 y 35 años y comercializan más de una treintena de productos distintos.

 

Para poner punto y final a su actividad, la empresa lanzó la campaña Zero Fucks Given, la última acción de la marca. La campaña propone llevar a cero el número de seguidores de su cuenta de Instagram y, de conseguirlo en quince días, regalarán toda la ropa que les queda en un evento programado para el 17 de febrero en el estudio de la empresa (en el número 63 de la calle Llull, en el segundo piso, la tercera puerta). Si no llegan a cero ofrecerán a precio de coste las piezas.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...