Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Nov 201718:18

h Empresa

La segunda generación de la familia Azulay se incorpora a la gestión de Uno de 50

Uno de 50 incorpora a la segunda generación de la familia Azulay a su equipo directivo. La compañía, que está llevando a cabo una fuerte expansión internacional  con una facturación superior a 20 millones de euros, está liderada por José Azulay. Uno de los hijos del empresario, que cuenta con una...
24 Oct 2012 — 05:00
Sarah García
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Uno de 50 incorpora a la segunda generación de la familia Azulay a su equipo directivo. La compañía, que está llevando a cabo una fuerte expansión internacional  con una facturación superior a 20 millones de euros, está liderada por José Azulay. Uno de los hijos del empresario, que cuenta con una larga pero discreta trayectoria en el sector de la joyería y la relojería, se suma a la estructura de Uno de 50 en Estados Unidos, mientras la empresa sigue adelante con su profesionalización con nuevos fichajes de directivos.

 

José Azulay inició su trayectoria en el sector de la relojería y la joyería a finales de los 80 cuando fundó la enseña de relojes Select. “Siempre me gustó el diseño  de relojes y todo lo relacionado con ello, por eso creé mi propia marca”, ha explicado Azulay a Modaes.es. “Yo me encargaba del diseño y la fabricación se hacía en Hong Kong”, añade.

 

Tras entrar en El Corte Inglés y en grandes cadenas multimarca con Select, Azulay decidió abandonar la gestión diaria de la enseña. “En 1999 firmé el contrato de compra de Uno de 50 y entonces dejé que mi hermano se encargara de dirigir Select, aunque yo no he dejado totalmente la marca porque sigo diseñando el muestrario”, sostiene el empresario, que compró Uno de 50 a Concha Díaz del Río, su fundadora.

 

No fue hasta 2003 cuando Azulay quiso involucrarse personalmente en Uno de 50 y realizó una “importante” inversión destinada a publicidad y a expansión mediante aperturas en el mercado español. “Me pareció una marca exclusiva y con una imagen muy fácil de crear y explotar”, explica. “Se diferencia del resto de productos de su sector y aposté por ella desde el principio”, añade.

 

Ahora, la compañía cuenta con más de medio centenar de puntos de venta en más de treinta países y está llevando a cabo una importante expansión internacional. “Queremos que Uno de 50 sea una marca reconocida a nivel mundial y, aunque seguimos apostando por España, los mercados exteriores son muy importantes ahora”, destaca Azulay.

 

Relevo generacional

José Azulay se hizo con el control de Uno de 50 para desarrollar la marca y llevarla más allá de las fronteras españolas. “La marca se ha convertido en mi proyecto de vida, en algo personal”, explica Azulay. Tras liderarla en solitario durante casi una década, ahora uno de los hijos del empresario (David Azulay) se ha incorporado a la gestión de Uno de 50.

 

 “A mi hijo le gusta la compañía y después de pasar por la división de empresa de Banco Santander ha querido entrar a trabajar con nosotros”, sostiene Azulay. El hijo del empresario, de 24 años, forma parte del equipo que Uno de 50 tiene en Estados Unidos y el mismo Azulay no descarta que, a largo plazo, sea él el encargado de liderar la empresa. De momento, el empresario quiere continuar al frente de Uno de 50.

 

Profesionalización

Uno de 50 está controlada al 100% por José Azulay. El empresario no tiene previsto incorporar a nuevos socios al capital. “No quiero perder el control de la imagen y de la expansión de la empresa, ahora que estamos entrando en tantos países”, sostiene. La empresa prevé desembarcar en Milán, Roma y Ámsterdam en los próximos meses.

 

Azulay ha impulsado durante el último año una progresiva profesionalización de la compañía. “Estamos incorporando a perfiles senior con una larga experiencia en el sector”, explica.

 

La compañía fichó a principios de año a Carlos Morano, ex directivo de Blanco, como nuevo director de expansión y franquicias y a Diego García Picazo, hasta ahora director general comercial de Grupo  Munreco, como nuevo director general de Uno de 50, en sustitución de David Kervyn de Lettenhove.

 

El último fichaje de Uno de 50 se ha producido esta misma semana. La compañía ha incorporado como nuevo director comercial a Álvaro Blanco Hortiguera. Blanco ocupaba hasta ahora el cargo de director de la enseña de relojes Swatch en España.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...