Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Nov 201705:08

h Empresa

La moda nupcial planta en el altar a la caída del consumo

06 May 2010 — 00:00
Compartir
Me interesa
P. Riaño.- “Sí, quiero”. La afirmación que acostumbra a ser el colofón de la mayoría de bodas parece haber sido también la respuesta que ha dado el sector de la moda nupcial a la coyuntura económica. La diversificación internacional y la deslocalización de las producciones llevada a cabo hace años han ayudado al sector, que hoy comienza la temporada de presentaciones de las colecciones de 2011, a esquivar la crisis del consumo, que ha impactado especialmente en España. Pronovias, Rosa Clará, Novissima o Franc Sarabia apuestan más que nunca por el desarrollo internacional, una tendencia que comenzó hace ya diez años.A pesar de tratarse de un sector de nicho, la moda nupcial copó un 13% de los ingresos totales del sector textil en España en 2008, según datos facilitados por Barcelona Bridal Week a partir del Icex. En 2008, el sector generó una facturación de 1.358 millones de euros, con una caída del 8,8% respecto a 2007. Las exportaciones, en cambio, crecieron un 2,4%, hasta 426 millones de euros.En España, el segundo productor del mundo de moda nupcial por detrás de China, un total de 682 empresas trabajaban en el sector a cierre de 2008. Esta cifra representa un descenso del 17,03% en el tejido industrial respecto a 2007. Los trabajadores del sector también han retrocedido, hasta 13.457 empleados, un 7,38% menos que en 2007.“Decir que el sector nupcial es ajeno a la crisis no sería correcto, pero el hecho de haber llegado a ella con la transformación hecha ha ayudado a superar la situación”, explica Àlex Flaqué, que está al frente de la Barcelona Bridal Week, la pasarela nupcial de Barcelona. Pola Iglesias, directora de Cibeles Madrid Novias, sostiene, por su parte, que “el sector se ha resentido como cualquier otro, pero las exportaciones han resultado claves”.Los objetivos de los líderesDe este modo, España concentra algunos de los líderes mundiales del sector, como Pronovias y Rosa Clará (Exponovias), que compiten directamente con grupos internacionales como las francesas Pronuptia y Cymbeline o la estadounidense Demetrios. La característica común entre las empresas que ocupan los primeros puestos del ránking del sector es la elevada presencia internacional. Pronovias, liderada por Alberto Palatchi, está presente, por ejemplo, en 75 países con más de 150 tiendas y presencia en 3.800 puntos de venta multimarca. El crecimiento en Estados Unidos es uno de los retos del grupo, que en 2008 puso en marcha un establecimiento cerca de la Quinta Avenida de Nueva York.Con unas ventas agregadas de 175 millones de euros en 2007 (los últimos datos disponibles), Pronovias es el líder del sector en España. Rosa Clará, a través de la sociedad Exponovias, le sigue en el ránking. La compañía, controlada por la diseñadora del mismo nombre y su socio Enrique Coronado, cerró 2008 con una cifra de negocio consolidada de 48 millones de euros.Rosa Clará, que cuenta con setenta tiendas (todas ellas franquicias salvo cuatro propias) acaba de desembarcar en Brasil de la mano de un socio local. Actualmente, la empresa centra su crecimiento en América Latina, los Países Árabes y Estados Unidos, según han explicado a Modaes desde la empresa.Los mercados árabes son también el objetivo de Casablanca Difusiones, que opera en el mercado con la marca Franc Sarabia. Fuentes de la compañía explican que el grupo está realizando misiones comerciales a Dubai para buscar oportunidades de crecimiento. Casablanca Difusiones, con sede en Sevilla, cuenta con tres tiendas propias y seis franquicias en España, además de una franquicia en Alejandría. El próximo septiembre, la empresa abrirá un nuevo punto de venta propio en Madrid.La tercera empresa española del sector por volumen de facturación es Grupo Nupcial Novissima. Con una facturación de 21,8 millones de euros en 2008, Novissima ha puesto en marcha un plan de crecimiento internacional, que el año pasado le llevó a abrir su primera tienda en México. Latinoamérica es el mercado estratégico para Novissima, que comercializa marcas como Elio Berhanyer, Ágatha Ruiz de la Prada, Debota y Lomba y Javier Larraínzar, entre otras. A diferencia de la mayoría de empresas del sector (que se caracteriza por ser de capital cien por cien familiar), Novissima dio entrada en 2008 en su accionariado a Capital Riesgo Madrid, la sociedad de capital riesgo de la Comunidad de Madrid, Caja Madrid y la Cámara de Comercio de Madrid.Raimon Bundó y Model Novias son otras de las compañías que figuran entre las principales del sector. “Siguiendo la tónica del éxito de las tiendas propias de Madrid y Barcelona, Raimon Bundó novias tiene previsto abrir a corto plazo una red de puntos de venta en las principales ciudades españolas”, explican desde Raimon Bundó. “A nivel internacional, pretendemos determinar oportunidades de negocio y mercados de interés, incidiendo de forma planificada y controlada en los ya existentes: Japón, México, Europa , Emiratos Arabes, y abrir conexiones comerciales con Estados Unidos, Latinoamérica y Países del Este”, añaden desde la empresa.La compañía gallega Model Novias, fundada en 1994, ha conseguido que la exportación represente el 50% de su negocio. En Estados Unidos, por ejemplo, la firma, que comercializa los trajes de novia de Josep Font, está presente en los grandes almacenes Saks. Estados Unidos, Europa y Japón son sus principales mercados. Bodas españolasA pesar de la creciente importancia de los mercados internacionales, España continúa teniendo un especial peso en el sector. “Somos un país de tradición católica y eso sigue aupando el número de celebraciones”, sostiene Flaqué. El director de BCN Bridal Week explica asimismo que esta tradición religiosa es la que hizo crecer al sector: antiguamente, las puntillas de los vestidos se hacían a mano en los conventos.En 2008 se celebraron un total de 196.613 matrimonios en España, 8.159 menos que el año anterior, según datos de Ifema (organizadora de Cibeles Madrid Novias) a partir del Instituto Nacional de Estadística (INE). Andalucía, Cataluña, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana fueron las áreas geográficas que concentraron un mayor número de enlaces, aunque las principales tasas de nupcialidad se encuentran en Ceuta y Melilla y Cantabria.“En 2009, el número de matrimonios no ha descendido, aunque sí lo ha hecho el gasto medio que realizan los novios”, sostiene Pola Iglesias. Según Flaqué, este descenso se sitúa alrededor de los 200 euros en el caso de los vestidos de novia, “ya que se trata de un elemento muy importante, especialmente en los países latinos”.Así, tal y como explican los responsables de los dos principales salones de España, el recorte de gastos en las celebraciones ha afectado más a otros sectores, como la restauración o el resto de servicios que se contratan en relación a los invitados. Según Consumer, mientras el traje de la novia no suele bajar de los 700 euros, el del novio se sitúa entre los 460 euros y los 1.120 euros. El auge de las segunda líneas“La novia mira mucho más a la hora de comprarse el vestido y todos los complementos”, explican desde Rosa Clará. Estela Vila, fundadora y directora general de Model Novias, explicó recientemente en Fashionfromspain que “la gente busca vestidos más baratos”, por lo que “la bajada de las ventas ha sido de casi el 50% en España”.Este cambio en los hábitos de los consumidores está provocando que las segundas líneas de los principales grupos compensen la caída de las colecciones más caras. Rosa Clará, por ejemplo, está viendo un aumento en Two by Rosa Clará, con precios más bajos.“Cada segmento de mercado tiene su público y todos bajan sus precios”, sostiene Flaqué. En moda nupcial, sin embargo, Flaqué asegura que no se producirá un auge del low cost como sucede en el resto de la moda, “porque no es una compra de impulso y, además, el patronaje es más complicado que en prêt-à-porter”.Paralelamente al desarrollo de las segundas líneas, los grupos del sector están apostando cada vez más por los vestidos de fiesta, un movimiento en el que Pronovias fue pionera. Con estos vestidos, las empresas captan a los invitados de las bodas y, además, se adaptan a los cambios de la sociedad, que cada vez apuesta más por bodas civiles. FeriasEntre hoy y el sábado tendrá lugar en Madrid una nueva convocatoria de Cibeles Madrid Novias. En la pasarela del salón, un total de veinticinco firmas mostrarán sus colecciones para 2011. Javier Larraínzar, Hannibal Laguna y Elio Berhanyer son algunas de ellas. Una semana después, dará comienzo la Barcelona Bridal Week, que entre el 18 y el 23 de mayo celebrará su edición número veinte. Un total de 29 firmas, entre las que destacan Pronovias y Rosa Clará, participarán en el salón. Los visitantes de las ferias son, principalmente, distribuidores multimarca. Así, la crisis sí que se ha dejado sentir en el sector desde este punto de vista. “De igual manera que hay comercio minorista que ha cerrado, en novias ha pasado lo mismo –señala Pola Iglesias-; por eso, no sería de extrañar que la cifra de visitantes se resienta este año”.
Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...