Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

18 Nov 201722:34

h Empresa

La moda española vuelve a mirar a la bolsa siguiendo la estela de las últimas OPV internacionales

La moda española podría contar, a medio plazo, con más blue chips. En mitad de una oleada de operaciones corporativas en el sector y con cada vez más casos de éxito en el mercado europeo...
05 Ene 2016 — 05:00
Iria P. Gestal/ C. De Angelis
Compartir
Me interesa

La moda española podría contar, a medio plazo, con más blue chips. En mitad de una oleada de operaciones corporativas en el sector y con cada vez más casos de éxito en el mercado europeo, varios grupos miran ya a la bolsa en sus planes estratégicos. Grupo Cortefiel, cuyos accionistas han iniciado un proceso de venta, podría protagonizar la próxima operación pública de venta (OPV) del sector, si bien la lista de empresas con potencial de salida a bolsa es cada vez más significativa.

 

Expertos del negocio apuntan a compañías como Desigual y Tous, que recientemente han dado entrada al capital riesgo en su accionariado, como posibles candidatos al parqué, dos empresas a las que (por su dimensión) se podrían sumar Mango, Pepe Jeans o Privalia. Aprovechando el buen momento de la economía española y el precedente de Inditex (actualmente la primera empresa del Ibex35 por capitalización), el sector español cuenta con una ventana de oportunidad para seguir la estela dejada por el negocio de la moda en bolsa en el entorno europeo, en países como Francia o Italia.

 

 

En ambos casos, la moda tiene un peso en bolsa mucho más importante que en España, donde, a pesar del gran número de empresas, las compañías cotizadas se cuentan con los dedos de una mano: Inditex, Adolfo Domínguez, Dogi y Liwe Española.

 

Aunque por ahora no han anunciado formalmente su intención de salir a bolsa, varios expertos consultados por Modaes.es sostienen que los últimos movimientos accionariales en compañías como Desigual o Tous pueden ser un preludio a su salto al parqué. En ambos casos, se trata de compañías familiares que han dado entrada en su capital a grupos de capital riesgo, que aportan conocimiento en la gestión y, también, dominio y credibilidad en los mercados financieros.

 

El capital riesgo también es protagonista en el accionariado de Privalia, cuya facturación ascendió en 2014 a 415 millones de euros. El grupo cuenta en su capital con varios fondos como Generald Atlantic (que controla el 34,66% del capital), Higland (con un 14%) y Sofina (8,59%), y emular a su competidor Showroomprive permitiría una salida para estos inversores.

 

Con 2.017 millones de euros de facturación en 2014, Mango podría ser otro candidato, si bien desde la compañía siempre se ha descartado que pierda su carácter familiar.

 

Expertos del negocio apuntan a compañías como Desigual y Tous, que recientemente han dado entrada al capital riesgo en su accionariado, como posibles candidatos al parqué

 

Italia y Francia, lo ejemplos

En el caso de Francia, por ejemplo, el número de empresas del sector que cotizan en bolsa asicende a casi una veintena. La mayoría operan en el sector del lujo, con grupos como LVMH, Hermès o Christian Dior, o la perfumería, con compañías como L’Oréal o Interparfums. Tres empresas de moda, L’Oréal, Kering y LVMH logran colarse, además, en el índice CAC 40, que incluye los cuarenta valores más grandes de la bolsa parisina.

 

Italia cuenta a su vez con un gran número de empresas que han decidido dar el salto al parqué para impulsar el crecimiento. Entre las más de quince compañías de moda listadas en la bolsa milanesa se encuentran Safilo, OVS, Tod’s, Brunello Cucinelli, Yoox-Net-a-Porter, Geox o Luxottica, esta última incluida en el índice MIB 30.

 

Las bolsas de Alemania y Reino Unido cuentan también con destacados representantes del sector de la moda. AB Foods (el grupo propietario de Primark), Burberry, Marks&Spencer y Next logran colarse en el FTSE100, aunque en la bolsa londinense cotizan también otros nombres como Asos. En Alemania, Hugo Boss, Zalando o Adidas son algunas de las compañías que representan al sector en el parqué.

 

 

Además del buen momento económico, el salto a bolsa de algunas empresas españolas de moda contaría con el precedente positivo de las últimas OPV internacionales en el sector y coincidiría en tiempo con otras compañías europeas que preparan su salida a bolsa. Es el caso, por ejemplo, de Showroomprive, que saltó al parqué francés el pasado 30 de octubre con una valoración de 660 millones de euros, por encima de los 625 millones de euros previstos en un inicio.

 

Antes, otras como Moncler, Zalando, Prada o Brunello Cucinelli tomaron el mismo camino. Antes de su salida a bolsa en 2013, Moncler estaba controlada en un 37% por Eurazeo, el mismo grupo de inversión que hoy controla el 10% de Desigual, una de las candidatas españolas para el salto al parqué. La salida a bolsa de Moncler supuso también la desinversión de Carlyle, otro de los fondos de capital riesgo que controlaba la compañía italiana.

 

Por su parte, Zalando, propiedad de Rocket Internet, protagonizó en 2014 una de las salidas a bolsa más importantes del mercado alemán en la última década. Su capitalización bursátil se elevó en su primer día de cotización hasta los 5.300 millones de euros.

 

 

Próximas cotizadas internacionales

Suenan con más fuerza otras posibles salidas a bolsa en la moda internacional. Es el caso de las italianas Valentino, Versace o Twin-Set (esta última controlada por el grupo de capital riesgo The Carlyle Group), la francesa SMCP (en manos del fondo estadounidense KKR) o la alemana Steilmann.

 

Versace ha fijado este año como la fecha para dar el salto al parqué. La compañía emitió a finales del año pasado un nuevo paquete de acciones que revalorizó la compañía hasta 1.150 millones de euros. Tras la emisión de títulos, el capital de Versace quedó compuesto de 81,65 millones de acciones, propiedad de la familia Versace y el fondo de inversión Blackstone.

 

También a finales del año pasado, el fondo qatarí Mayhoola for Investments, propietario de Valentino, dio a conocer su intención de sacar a bolsa entre un 25% y un 35% del capital de la compañía durante la primera mitrad de este año, como muy pronto. Mayhoola está gestionando el potencial salto al parqué con los asesores financieros de Rotshchild.

 

 

Por su parte, Steilmann, que llegó a ser uno de los mayores grupos de moda del país, se encuentra ultimando su debut al parqué para recaudar cerca de 83 millones de euros. El grupo es propiedad de las familias italianas Puller y Giazzi y los empresarios Miro Radici, Edoardo Miroglio y Donato Martinelli.

 

La salida a bolsa también es una de las opciones que baraja Carlyle, propietario de la compañía italiana Twin-Set desde 2012. La operación podría producirse durante este año, según anunció el primer ejecutivo del grupo de capital riesgo.

 

También KKR, propietario de SMCP (Sandro, Maje, Claudie Pierlot), podría desprenderse de la compañía, aunque mantiene todas las opciones sobre la mesa para salir del capital del grupo en 2016.

 

 

Cortefiel: la bolsa como alternativa para CVC, Pai y Permira

La eventual salida de Cortefiel a bolsa, que sus tres accionistas (los fondos CVC, Pai y Permira) sopesan como una alternativa a la venta de la empresa a un grupo industrial o a otro inversor, sería, de hecho, un regreso. Los propios fondos excluyeron a Cortefiel de bolsa en 2012, tras una OPA de exclusión lanzada por Mep Retail España (Pai y Permira), con la que tomaron el control del capital que no estaba en manos de Cortefiel.

 

Cortefiel dio el salto al parqué por primera vez en 1994. En junio de dicho año, la CNMV aprobó el folleto informativo presentado por Cortefiel para su salida a Bolsa, con un precio por acción de entre 3.000 pesetas y 3.500 pesetas. Cortefiel se propuso sacar al mercado entre un 25% y un 30% de sus acciones, procedentes tanto de su autocartera como de las participaciones de diversos grupos familiares (que controlaban el 78% del capital) y de las de Goldman Sachs (6%) y Banco Central Hispano (4%).

 

Doce años después, en marzo de 2012, Cortefiel dijo adiós a la cotización. La empresa abandonó el mercado de renta variable tras finalizar la OPA de exclusión lanzada por Mep Retail España, iniciada el 16 de febrero. Con esta operación, Mep Retail (PAI y Permira) obtuvo el 12,61% del capital que no controlaba de Cortefiel, pagando 18,40 euros por acción. El grupo ya controlaba el 86,6% de la textil, desde que el 7 de septiembre de 2005 lanzara su primera oferta pública de adquisición de acciones.

 

 

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...