Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

03 Ago 202120:38

La histórica familia Valls sale de compras y rescata los bañadores de Bora Bora

La familia Domènech traspasó la marca de bañadores a H. Loewenthal Group, propiedad de Mariona y Marc Vidal, nietos de uno de los fundadores de Industrias Valls.

20 Jun 2019 — 04:54
Silvia Riera
Compartir
Me interesa

La histórica familia Valls sale de compras y rescata Bora Bora

 

 

La familia Valls, una histórica del textil catalán, sale de compras. El fabricante de prendas de baño H. Loewenthal Group, propiedad de los hermanos Mariona y Marc Vidal, ha adquirido la marca Bora Bora. El nuevo propietario mantendrá una estrategia continuista, según ha explicado Marc Vidal, a Modaes.es.

 

Mariona y Marc Vidal son nietos de Pere Valls, cofundador junto a su hermano Manuel, del grupo Industrias Valls, uno de los conglomerados industriales del textil en Cataluña de mayor trayectoria, propietario de Punto Blanco y Aretex (Cóndor).

 

Su madre, Carmen Valls, arrancó el negocio de la moda de baño a principios de la década de los noventa, primero como una división de Industrias Valls y, más adelante, como una empresa totalmente independiente del grupo familiar. Sus hijos fueron incorporándose más tarde al nuevo negocio familiar.

 

H. Loewenthal Group se hizo con Bora Bora a finales del año pasado, después de que Manufacturas Bora Bora de Confección presentara un expediente de regulación de empleo (ERE) sobre la totalidad de la plantilla, compuesta entonces por 25 empleados.

La sociedad Manufacturas Bora Bora de Confección concluyó 2017 (ejercicio cerrado a junio de 2017) con una cifra de negocio de 4,15 millones de euros y un beneficio neto de tan solo 107,8 euros.

 

 

 

 

Con sede en Sant Just Desvern (Barcelona), el nuevo propietario de Bora a Bora es una empresa con tres décadas de trayectoria y especializada en el diseño y producción de prendas de baño para terceros. A pesar de que no es la primera marca que gestionan, Vidal explica que hace mucho tiempo que no abordaba al consumidor final.

 

Según el empresario, la empresa arrancó en su día con firma propia aunque en seguida derivó su negocio en fabricar para grandes distribuidores. Ahora, junto con la marca, H. Loewenthal Group se ha hecho también con su cartera de clientes, a los que ha empezado ya a servir la campaña de verano.

 

Vidal ha explicado que la mitad de las ventas de Bora Bora se concentran en el mercado español, mientras que la otra mitad se realizan en el exterior, en países como Francia, Grecia o la región de la Europa del Este. El empresario asegura que el actual es un momento complejo para el negocio del baño porque han surgido nuevos actores que han avivado la competencia.

 

Por otro lado, el anterior propietario de Bora Bora era la familia Domènech, otro de los apellidos de peso en la industria textil catalana, antiguos propietarios también de la fábrica de tejido elástico Dogi. Los Domènech continúan al frente de la compañía de estampación textil Grupo Moda Estilmar, especializado en tejido de punto elástico. 

Publicidad
Comentar
Compartir
...