Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Nov 201722:24

h Empresa

La histórica Aninoto echa el cierre después de cuarenta años de actividad

16 Abr 2013 — 04:52
S. Riera
Compartir
Me interesa

Aninoto cierra sus puertas a los cuarenta años después de su fundación. La compañía, con sede en Sabadell (Barcelona), ha cesado su actividad y ha despedido a los trabajadores que tenía en plantilla, según han explicado fuentes cercanas a la empresa a Modaes.es. Aninoto estaba especializada en el diseño y distribución de pantalones para mujer.

 

Según consta en el Registro Mercantil, la sociedad Aninoto cerró 2011 con un volumen de negocio de 3,5 millones de euros, un 34% menos que en el ejercicio anterior. En los últimos cinco años, la facturación de la empresa descendió un 70,5%. Aninoto concluyó 2011 con un resultado negativo de 1,8 millones de euros, frente a las pérdidas de 485.618 euros de 2010.

 

La compañía acumula una deuda que supera los tres millones de euros, de los cuales, dos millones de euros corresponden a la deuda a corto plazo.

 

Aninoto, fundada en 1972, sufrió en 2008 un proceso de reorganización a raíz del enfrentamiento entre los propietarios, las familias Llop Llagostera y Armengol, que terminó con la compra del 50% de la familia Armengol por parte de los Llop Llagostera. El importe de la operación no se hizo público. Desde aquel momento, la compañía ha estado liderada por Mercè Llagostera, representante de la segunda generación de los fundadores. Ninguno de los responsables de la empresa ha querido hacer declaraciones a Modaes.es.

 

La empresa inició entonces una nueva etapa con una treintena de trabajadores en las oficinas de Sabadell, desde las que se realizaban las tareas de diseño, patronaje, corte, administración y logística. Desde sus inicios, Aninoto ha externalizado la confección. Los nuevos planes de la compañía pasaban por lanzar la nueva colección Aninoto Vintage, que se sumaría a Aninoto y Nino by Aninoto, y restar peso al protagonismo del pantalón, que generaba el 75% de las ventas.

 

Aninoto concentraba prácticamente la totalidad de su distribución en España, a través de establecimientos multimarca. El objetivo de Mercè Llagostera era impulsar la internacionalización y reforzar el mercado nacional. En 2010, la empresa abrió un showroom en el centro de Barcelona.

Publicidad
Relacionados
...