Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

26 Sep 201703:53

Empresa

La fundadora de Uno de 50 lanza una nueva marca tras salir de la empresa

Nº3. Este es el nombre del nuevo proyecto de la diseñadora Concha Díaz del Río. La fundadora de la cadena de bisutería Uno de 50 vuelve al mercado con una nueva marca tras su salida de la empresa (liderada ahora por el empresario José Azulay) a mediados del año pasado.
08 Mar 2012 — 05:00
P. Riaño
Compartir
Me interesa

Nº3. Este es el nombre del nuevo proyecto de la diseñadora Concha Díaz del Río. La fundadora de la cadena de bisutería Uno de 50 vuelve al mercado con una nueva marca tras su salida de la empresa (liderada ahora por José Azulay) a mediados del año pasado.

 

Díaz del Río apuesta también por la bisutería en este nuevo proyecto. Según han explicado a Modaes.es fuentes cercanas a la diseñadora, Nº3 comenzó a gestarse hace cinco meses y su primera colección ya se está comercializando en España, Francia, Bélgica, Holanda, Islandia, Austria y Alemania a través del canal multimarca.

 

Nº3, cuyo nombre responde a que es el tercer proyecto que pone en marcha Díaz del Río (después de Acherón y Uno de 50), tiene un modelo de negocio similar al de Uno de 50, ya que cada pieza tendrá una serie limitada de treinta, 300 o 3.000 repeticiones.

 

Para lanzar esta nueva marca, Díaz del Río se ha unido a un grupo de inversores particulares, aunque la diseñadora mantiene la mayoría del capital. Por el momento, la empresa no requerirá financiación para abrir tiendas propias. La enseña apuesta por el canal multimarca, donde ha instalado algunos corners para dar a conocer su imagen.

 

Díaz del Río abandonó Uno de 50 a mediados del año pasado, en plena etapa de crecimiento de la cadena española de bisutería. Según fuentes cercanas a la diseñadora, su salida se debe a diferencias en la estrategia de desarrollo adoptada por la empresa.

 

La creativa puso en marcha Uno de 50 en 1995. En 1999 firmó un contrato de compra con José Azulay, “condicionando su pago a dos años que se hizo efectivo en 2001”. En 2006, según las mismas fuentes, Concha Díaz del Río firmó un contrato con Uno de 50 por cinco años que finalizó el 1 de mayo de 2011, momento en el cual dejó la empresa, “dejando diseñadas dos colecciones terminadas, así como dos colecciones de relojes”.

 

Con una red de 24 tiendas en España, diez en el extranjero y 28 corners en El Corte Inglés, Uno de 50 proyecta ahora un plan de desarrollo internacional que pasa por la apertura de alrededor de veinte establecimientos propios en 2012.

 

La empresa, que ha reforzado su equipo de expansión internacional con el fichaje de un ejecutivo procedente de Blanco, cerró 2010 con una facturación de 17,72 millones de euros.

Publicidad
...