Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Oct 202110:04

La familia Pinault invierte en Courrèges y adquiere una participación del 30%

15 Oct 2015 — 10:52
Modaes
Compartir
Me interesa

François Pinault entra en Courrèges. La familia Pinault, propietaria del hólding Artémis, ha decidido invertir en la firma francesa Courrèges. El hólding, que también cuenta con participación en Kering, Christie's o Château Latour, entre otras enseñas, podría haber adquirido el 30% de Courrèges.

 

La compañía estaba buscando, desde hace tiempo, la venta de una participación de la compañía, según explicaron los actuales propietarios Bungert y Frédéric Torloting, el año pasado.

 

Aunque los detalles de la operación aún no se han hecho públicos, según asegura WWD la familia Pinault se ha tropezado con algunos obstáculos durante el proceso de adquisición. Bungert y Torloting intentaron relanzar Courrèges a través de colaboraciones con diferentes firmas como Estée Lauder, Eastpak, Evian, Alain Mikli y La Redoute.

 

Courrèges, que fue fundada en 1961, es una de las enseñas históricas de la moda francesa. Desde que Bungert y Torloting están al frente de la empresa, los ejecutivos han trabajado en una reestructuración interna, desde la sede histórica del atelier en la localidad francesa de Pau hasta una fuerte inversión en sistemas de la información y en la rotación de personal.

 

En este periodo, Courrèges también abrió un establecimiento en Luxemburgo y una segunda tienda en París, además de revisar su presencia en una red de cerca de 250 puntos de venta multimarca.

Publicidad
Comentar
Compartir
...