Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Nov 201715:45

h Empresa

La familia Domènech se debilita en Dogi con la marcha de Sergi Domènech de la compañía

05 Feb 2015 — 04:57
S. Riera
Compartir
Me interesa

La familia Domènech pierde peso ejecutivo en Dogi. Sergi Domènech, representante  de la tercera generación de la familia fundadora, sale de la empresa que en 1954 fundó su abuelo Josep Domènech. El directivo está ahora al frente de la compañía catalana de estampación textil Grupo Moda Estilmar, que también está participada por los Domènech.

 

Tras la marcha del directivo, que hasta ahora había liderado el departamento de marketing en Dogi, el único representante de la familia que permanece trabajando en el grupo textil es su hermano Eduard Domènech. El único miembro de la saga que persiste en la empresa lo hace en el departamento comercial, aunque sin ningún cargo directivo.

 

Con la entrada de Sherpa Capital en Dogi, de la que es propietario del 67,53% de las acciones, la familia fundadora ha ido disminuyendo su peso en la empresa de manera paulatina. A finales de julio, los nuevos propietarios del grupo formalizaron el nuevo consejo de administración con la salida de la presidencia de Josep Domènech, padre de Sergi i Eduard, i artífice del crecimiento de la compañía.

 

Sergi Domènech todavía permanece en el consejo de administración de Dogi como miembro dominical representando a la sociedad Cuave XXI. La familia además mantiene el 15% del capital de la compañía.

 

El directivo ha iniciado su nueva etapa profesional al frente de Grupo Moda Estilmar, una de las pocas compañías españolas especializadas en la estampación de tejidos para íntimo y baño. La empresa, con sede en Mataró, genera una cifra de negocio de alrededor de seis millones de euros al año.

 

Dogi, tras la toma de control por parte de Sherpa Capital, quiere emprender una nueva etapa con el propósito de volver a ser un operador global. Los planes del nuevo propietario de la compañía especializada en tejido elástico para el íntimo y el baño proyecta engrosar la actual estructura de la textil a través de la adquisición de empresas en Europa y Estados Unidos, y de joint ventures (empresas conjuntas) en Asia.

 

A nivel operativo, Sherpa ha emprendido un proceso de reestructuración para poner orden en la gestión interna. El nuevo equipo directivo está liderado por el presidente de Sherpa Capital, Eduardo Navarro, y por su mano derecha, Alfredo Bru. A principios de 2014, la compañía incorporó también al frente de la planta española a una ex directiva de Nylstar, Montserrat Figueras.

 

Dogi cerró los tres primeros trimestres de 2014 con un resultado neto de 10,4 millones de euros, frente a las pérdidas de 3,3 millones del mismo periodo del año anterior. De esta manera, la empresa logró dejar atrás los números rojos cuando se cumple un año de la entrada de Sherpa Capital.

 

La compañía abandona las pérdidas después de que se hiciera efectiva la quita y los aplazamientos de la deuda y se completara el proceso de recapitalización por 3,8 millones de euros.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...