Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

14 Abr 202104:47

La crisis del retail llega a la Quinta Avenida: Lord&Taylor vende su histórico ‘flagship’

El buque insignia de los grandes almacenes, propiedad de Hudson’s Bay, pasará  a manos del grupo de coworking WeWork por 850 millones de dólares (730 millones de euros).

01 Nov 2017 — 12:00
Modaes
Compartir
Me interesa

 La transformación del retail se cobra una nueva víctima en Estados Unidos. Los grandes almacenes Lord&Taylor, propiedad de la canadiense Hudson’s Bay, ultiman la venta de su histórico establecimiento en la Quinta Avenida de Nueva York.   El inmueble, ubicado en el número 424, abrió sus puertas hace más de un siglo y pasará ahora a manos del grupo de coworking WeWork por 850 millones de dólares (Xx millones de euros).  Lord&Taylor alquilará alrededor de una cuarta parte del inmueble, mientras que WeWork  utilizará el resto del espacio como su sede global y como espacio de oficinas para sus clientes. Se prevé que la reforma esté completada tras las Navidades de 2018.    Lord&Taylor abrió su buque insignia en la Quinta Avenida en 1914   El grupo de grandes almacenes nació en 1826 de la mano de Samuel Lord. En febrero de 1914, la empresa abrió su buque insignia en la Quinta Avenida de Nueva York, que incluía varias novedades como tres restaurantes y un organista que amenizaba a los visitantes. El día de su apertura, más de 75.000 personas se acercaron a conocer la tienda.   Si bien, en sus inicios, Lord&Taylor estaba especializada en artículos de gama alta, hace ya varias décadas que amplió su oferta dando entrada a firmas de mass market, entre ellas Mango, con quien el grupo firmó un acuerdo este año para distribuir la marca catalana en su plataforma de ecommerce.    En 2006, la empresa pasó a manos de Richard Baker, un inversor inmobiliario que se hizo también con Hudson’s Bay y Gilt y las integró bajo el rótulo de la empresa canadiense.    La empresa se suma así a grupos como Macy’s, Kohl’s o Sears, que han cerrado centros en los últimos años    La venta del establecimiento en la Quinta Avenida se suma a los numerosos cierres de grandes almacenes en Estados Unidos en los últimos dos años. El caso más significativo es el de Macy’s, que a principios de año anunció un plan de reestructuración para combatir la caída del tráfico y las ventas como no se recordaba desde la Gran Depresión.    Sears, por su parte, anunció el año pasado cincuenta cierres, mientras que Kohl’s bajará la persiana de hasta un centenar de centros en los próximos años para ajustarse a los nuevos hábitos de consumo.  

 

 

La transformación del retail se cobra una nueva víctima en Estados Unidos. Los grandes almacenes Lord&Taylor, propiedad de la canadiense Hudson’s Bay, ultiman la venta de su histórico establecimiento en la Quinta Avenida de Nueva York.

 

El inmueble, ubicado en el número 424, abrió sus puertas hace más de un siglo y pasará ahora a manos del grupo de coworking WeWork por 850 millones de dólares (730 millones de euros).

 

Lord&Taylor alquilará alrededor de una cuarta parte del inmueble, mientras que WeWork  utilizará el resto del espacio como su sede global y como espacio de oficinas para sus clientes. Se prevé que la reforma esté completada tras las Navidades de 2018.

 

 

 

 

El grupo de grandes almacenes nació en 1826 de la mano de Samuel Lord. En febrero de 1914, la empresa abrió su buque insignia en la Quinta Avenida de Nueva York, que incluía varias novedades como tres restaurantes y un organista que amenizaba a los visitantes. El día de su apertura, más de 75.000 personas se acercaron a conocer la tienda.

 

Si bien, en sus inicios, Lord&Taylor estaba especializada en artículos de gama alta, hace ya varias décadas que amplió su oferta dando entrada a firmas de mass market, entre ellas Mango, con quien el grupo firmó un acuerdo este año para distribuir la marca catalana en su plataforma de ecommerce.  

 

En 2006, la empresa pasó a manos de Richard Baker, un inversor inmobiliario que se hizo también con Hudson’s Bay y Gilt y las integró bajo el rótulo de la empresa canadiense.

 

 

 

 

 

La venta del establecimiento en la Quinta Avenida se suma a los numerosos cierres de grandes almacenes en Estados Unidos en los últimos dos años. El caso más significativo es el de Macy’s, que a principios de año anunció un plan de reestructuración para combatir la caída del tráfico y las ventas como no se recordaba desde la Gran Depresión.  

 

Sears, por su parte, anunció el año pasado cincuenta cierres, mientras que Kohl’s bajará la persiana de hasta un centenar de centros en los próximos años para ajustarse a los nuevos hábitos de consumo

Publicidad
Comentar
Compartir
...