Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

07 Jul 202001:35

La crisis de Dogi se cobra unos 800 empleos desde 2008

02 Sep 2009 — 00:00
Compartir
Me interesa
Dogi International Fabrics se empequeñece año tras año. La crisis del grupo español ha obligado a la compañía a reducir su plantilla en casi 800 trabajadores desde 2008 y a quedarse con una capacidad productiva de tejidos elásticos cada vez menor.El concurso de acreedores presentado a finales de mayo por la compañía, cuya cotización permanece suspendida en bolsa desde entonces, implicará una reducción de hasta 90 puestos de trabajo. Durante los últimos años, sin embargo, Dogi ya ha realizado recortes de plantilla en diferentes ocasiones.El paso más importante para la empresa controlada por la familia Domènech fue la inauguración, el año pasado, de Dogi II, la nueva planta de El Masnou (Barcelona), en la que concentró su capacidad productiva en España. La fábrica, cuya inauguración registró un largo retraso debido a las dificultades económicas de Dogi, permitió una reducción de plantilla en España de 249 trabajadores, hasta 308 empleados.Otros 300 puestos de trabajo se eliminaron en septiembre de 2008 con el cierre de la planta de Filipinas, cuya producción se trasladó al centro que Dogi posee en China. Esta última fábrica, a su vez, vio aplicado un ajuste de costes que implicó una reducción de plantilla en 95 trabajadores.Los recortes de personal también se han producido en las filiales de Estados Unidos y de Alemania. En el mercado norteamericano, en el primer trimestre del ejercicio Dogi ha recortado 24 puestos de trabajo, mientras que en Alemania la textil ha eliminado otros 25 empleos.Ayer, la firma de auditoría Ernst & Young informó de que es la firma elegida por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como administrador concursal de Dogi. Ernst & Young deberá supervisar las decisiones que tome la dirección de Dogi, que quiere superar el concurso a través de un plan de viabilidad que permita a la compañía recuperar el equilibrio patrimonial.Actualmente, Dogi tiene un pasivo de 42 millones de euros, 28 millones de los cuales corresponden a deuda con entidades financieras; seis millones, a proveedores; cinco millones, al grupo Dogi; y tres millones, a las administraciones. Al cierre de 2008, la textil contaba con activos por 127,6 millones de euros, un patrimonio neto de 43,90 millones y una cifra de negocios de 117,3 millones.Fundada en 1954, Dogi cuenta con una capacidad de producción de 34 millones de metros anuales de tejidos elásticos para moda íntima, baño y deporte, que comercializa a través de las marcas Dogi y Penn Elastic.El pasado lunes, la compañía informó a través de un comunicado a la CNMV que "no ha podido completar" el primer informe financiero con los resultados del primer semestre del año dentro de los plazos marcados por la regulación del mercado de valores.Las razones esgrimidas por la compañía para explicar este retraso son la no obtención de la información financiera correspondiente de las sociedades Penn Elastic GmbH, controlada al 100% por Dogi, y Penn Italia, controlada al 75% por la primera. Penn Elastic es la filial de Dogi en Alemania y se encuentra, igual que la matriz, en situación concursal desde el pasado mayo. La legislación alemana, indica Dogi, no obliga a los administradores de Penn Elastic a proporcionar a la matriz la información financiera que necesitaría para completar el informe financiero del grupo. La presentación de los resultados se realizará, previsiblemente, durante este mes, una vez se resuelva el concurso de la filial alemana.
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...