Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

30 Nov 202011:13

La cadena de zapaterías Rumbo entra en concurso de acreedores

La compañía, fundada en Murcia en 1980 y controlada por la familia Meseguer, cuenta con 68 tiendas y emplea a 300 trabajadores.

21 Jul 2020 — 16:13
Modaes
Compartir
Me interesa

La cadena de zapaterías Rumbo entra en concurso de acreedores

 

 

Rumbo entra en concurso. La cadena murciana de zapaterías, controlada por la familia Meseguer, ha presentado concurso voluntario de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil 1 de Murcia. La compañía cuenta con 68 tiendas por toda España y emplea a 300 personas.

 

La cadena de zapaterías Rumbo se fundó en Murcia en 1980 de la mano de José Meseguer, que hace años que ya dejó el relevo a la segunda generación. Según el edicto concursal, el valor de la masa activa asciende a 10,5 millones de euros y la empresa cuenta con un pasivo de 8,7 millones. La administración concursal correrá a cargo de Gescon Auditores y Abogados.

 

 

 

 

Según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, Rumbo cerró 2018 con una facturación de 24,1 millones de euros, un 5% menos que el año anterior, y unas deudas de 7,6 millones de euros, de las cuales cuatro millones eran a corto plazo.

 

En lo que va de año, son varias ya las compañías de moda que han terminado en los juzgados. Antes del estallido del coronavirus, Trasluz y Almatrichi fueron a liquidación tras no superar el concurso de acreedores. A finales de abril, también presentó concurso de acreedores Tuc Tuc, que está ya en negociaciones para encontrar un comprador.

Publicidad
Comentar
Compartir
...