Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Nov 201711:28

h Empresa

Kering gana un 31,6% más en 2015 apoyado en la recuperación de Gucci y en los mercados maduros

Kering empieza a recoger los frutos de la reorganización de Gucci. El conglomerado francés de lujo ha engrosado su beneficio un...
19 Feb 2016 — 11:06
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Alessandro Michele

 

 

Kering empieza a recoger los frutos de la reorganización de Gucci. El conglomerado francés de lujo ha engrosado su beneficio un 31,6% en 2015, hasta 696 millones de euros. Sumado al retomado crecimiento de Gucci, la compañía se ha beneficiado de los tipos de cambio favorables y de un buen desempeño en los mercados maduros, en particular en Europa occidental y Japón.

 

La cifra de negocio de Kering se incrementó un 15,4%, hasta 11.584,2 millones de euros. A tipos de cambio constante, la facturación del grupo se elevó un 4,1%. Yves Saint Laurent volvió a ser la enseña que más disparó su facturación, mientras que Gucci y Puma, que se han visto afectados en el último año por un proceso de reorganización, han registrado aumentos a doble dígito.

 

Gucci, la punta de lanza del grupo, es, junto a Puma, el centro de los esfuerzos del grupo, que se ha centrado en renovar la oferta y la imagen de las dos enseñas para retomar el crecimiento. A comienzos del año pasado, Gucci nombró a Marco Bizzarri nuevo consejero delegado y a Alessandro Michele nuevo director creativo, tras la salida de Patrizio di Marco y Frida Giannini. Un mes después, François-Henri Pinault anunciaba que contemplaba que los planes de relanzamiento impactaran en los resultados con un giro en la tendencia de Gucci para la segunda mitad de 2015.

 

La buena acogida de las primeras colecciones presentadas por Alessandro Michele se ha traducido ahora en las ventas, que han vuelto a elevarse después de años a la baja. Gucci elevó su facturación un 16,5% durante el pasado año, hasta 7.865,3 millones de euros, inflada en parte por los tipos de cambio.

 

Yves Saint Laurent continúa siendo la enseña que más crece del grupo, con un despunte del 37,7% en sus ventas. La firma se ha quedado a las puertas de los mil millones de euros, con una facturación de 973,6 millones de euros en 2015.

 

Por su parte, Bottega Veneta elevó sus ventas un 13,7%, hasta 1.285,8 millones de euros. El resto de firmas de lujo registraron un incremento del 1.707,9 millones de euros. En particular, Kering aumentó su facturación en la división de costura y artículos de piel, y en joyería, que repuntó a finales de año.

 

El grupo reorganizó ambas divisiones durante 2015, incorporando a Grita Loebsack como nueva consejera delegada de costura y artículos de piel y marcas emergentes, que engloba Alexander McQueen, Balenciaga, Brioni, Christopher Kane, Stella McCartney y Tomas Maier.

 

Mientras, Gucci, Bottega Veneta y Saint Laurent, que también pertenecen a la división de lujo, continúan reportando a François-Henri Pinault.

 

Una de las operaciones clave durante este año fue la venta de Sergio Rossi, que llevaba gestándose varios años y finalmente pasó a manos del fondo Investindustrial en diciembre. La transacción incluyó todos los activos industriales de Sergio Rossi y los derechos vinculados a su red de distribución.

 

Durante este ejercicio, Kering también decidió rescindir su acuerdo con Safilo para la producción y distribución de la línea de óptica, e integrar esta división con el lanzamiento de Kering Eyewear. Roberto Vevotto, consejero delegado de Kering Eyewear, se sumó al comité ejecutivo de Kering el pasado marzo.

 

 

Los mercados maduros, al alza

La compañía ha impulsado su facturación sobre todo en los mercados maduros, que continúan teniendo un peso importante en su cifra de negocio. En Europa occidental, donde Kering suma 326 tiendas propias y que copa el 31% de la facturación, fue una de las regiones donde más se incrementaron las ventas, aunque el grupo no segrega dentro del continente.

 

En el conjunto de Europa, la compañía facturó 83.000 millones de euros, un 9% más que el año anterior.  Por su parte, Japón, que aporta un 10% de la cifra de negocio de Kering con 237 tienda propias, facturó 20.000 millones de euros de euros, un 8% más que el año anterior.

 

En América, las ventas se incrementaron un 18%, hasta 85.000 millones de euros, colocándose como la primera región por volumen de negocio. Sólo en Norteamérica, la compañía factura el 23% de su cifra de negocio, con 210 establecimientos.

 

Sin embargo, por nacionalidad del cliente, el mapa se redibuja. Los chinos copan el 31% de la facturación, tres puntos porcentuales más que el año anterior. Los japoneses, un 10%, dos puntos menos que en 2015, mientras que los americanos alcanzan el 24%. Por su parte, los europeos han perdido cuota de mercado durante el último año, hasta el 18%. 

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...