Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Sep 202121:47

Kering dispara ventas un 8,4% en 2020 en el primer semestre respecto a niveles pre-Covid

El conglomerado de lujo, número dos del mundo en su sector, ha registrado un resultado neto atribuible de 1.479 millones de euros y una facturación de 8.047,2 millones de euros.

27 Jul 2021 — 18:47
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Kering dispara ventas un 8,4% en 2020 en el primer semestre respecto a niveles pre-Covid

 

 

Kering se suma a la recuperación de los gigantes del lujo. El conglomerado francés, dueño de Gucci e Yves Saint Laurent, entre otras marcas, ha cerrado el primer semestre del año con un crecimiento del 49,6% respecto a 2020 y del 8,4% en relación a 2019, según ha comunicado la compañía.

 

La facturación de la compañía se situó en 8.047 millones de euros y sólo en el segundo trimestre las ventas se dispararon un 95% en relación a 2020 y un 11,2% respecto al segundo trimestre de 2019.

 

El resultado operativo se más que duplicó, rozando los niveles de 2019, y el margen operativo recurrente se incrementó en más de diez puntos, hasta el 27,8%. El resultado neto atribuible al grupo ascendió a 1.479 millones de euros, frente a los 569,3 millones de euros del primer semestre de 2020.

 

 

 

 

Las ventas a través de las tiendas propias coparon el 80% de la facturación total y anotaron un fuerte crecimiento en Norteamérica y Asia Pacífico. Sumando también el ecommerce propio, el negocio de venta directa al consumidor se incrementó un 60,1% respecto a 2020 y un 11,2% en relación a 2019, pese a que entre el 17% y el 13% de las tiendas estuvieron cerradas durante el primer y segundo trimestre, respectivamente.

 

El negocio online se disparó un 78,5%, hasta copar el 14% de todas las ventas de retail en el primer semestre. Por su parte, el negocio wholesale se incrementó un 29,8% y se contrajo un 4% respecto a 2019 en términos comparables, en línea con la estrategia del grupo de reducir su red de clientes multimarca.

 

Por marcas, Gucci regresó a sus volúmenes prepandemia con una facturación de 4.479 millones de euros, un 45,8% más, con un peso del 91% del canal retail. El beneficio ascendió a 1.694 millones de euros.

 

 

 

Yves Saint Laurent, por su parte, ingresó 1.045,5 millones de euros, un 53,5% más, y sólo en el segundo trimestre más que duplicó sus ventas. Por su parte, Bottega Veneta anotó un crecimiento del 40,6%, hasta 707,6 millones de euros, y es la única que también crece por encima de un 40% en el canal multimarca.

 

El resto de firmas (incluyendo Balenciaga, Alexander McQueen y Brioni, entre otras) aportaron 1.475,6 millones de euros a la facturación, un 60,5% más que en 2020 y un 22,7% por encima de 2019.

 

“A medida que regresamos a un nivel sustancial de rentabilidad, estamos acelerando nuestras inversiones y nuestras iniciativas estratégicas, para reforzar la exclusividad y el control de nuestra distribución”, ha subrayado François-Henri Pinault, presidente y consejero delegado del grupo.

Publicidad
Comentar
Compartir
...