Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

25 Nov 202012:46

JD Sports desploma su beneficio un 68% en el primer semestre y se vuelca en el online

La compañía redujo sus ventas un 6,5% en los seis primeros meses del ejercicio, finalizado el 1 de agosto. En España y Portugal el grupo sólo logró salvar el 20% de la facturación durante el cierre.

08 Sep 2020 — 12:33
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

JD Sports desploma su beneficio un 68% en el primer semestre y se vuelca en el online

 

 

JD Sports mide el golpe del coronavirus. El grupo británico de distribución de moda deportiva ha cerrado los seis primeros meses del ejercicio (finalizado el 1 de agosto) con un desplome de su beneficio del 68%, lastrado por el trasvase de las ventas del canal físico al online y las inversiones para reforzar el ecommerce. La facturación, por su parte, se ha reducido un 6,5%.

 

La compañía registró un beneficio antes de impuestos de 41,5 millones de libras (46,3 millones de euros), frente a los 129,9 millones de libras (144,9 millones de euros) del año anterior, aplicando la nueva normativa fiscal Niif16. La facturación, por su parte, se situó en 2.544,9 millones de libras (2.838 millones de euros), frente a los 2.721,2 millones (3.035 millones de euros) de los seis primeros meses de 2019.

 

“La reducción de la rentabilidad es un resultado de los costes asociados al trasvase de la facturación a los canales online, particularmente durante el cierre temporal de tiendas”, apunta la empresa.

 

Durante el periodo, la empresa ha invertido más de dos millones de libras en su almacén de Reino Unido para “contrarrestar el impacto del distanciamiento social y reforzar nuestros procesos online”. Además, el grupo ha puesto en marcha su nuevo almacén en Bélgica.

 

 

 

 

El primer país en el que el grupo cerró las tiendas fue Italia, donde el Gobierno obligó a clausurar el comercio no esencial el 11 de marzo, y para el 23 del mismo mes casi todas las tiendas de JD Sports tenían la persiana bajada.

 

Las primeras reaperturas no llegaron hasta abril, y la mayoría de la red estaba ya operativa a finales de junio. Durante el periodo de cierres, la empresa pudo retener casi el 60% de su facturación gracias al canal online y a las pocas tiendas que permanecieron abiertas.

 

Las primeras semanas de la reapertura fueron positivas gracias a la actividad promocional y a la demanda retenida en los países donde el ecommerce no es tan maduro. Sin embargo, JD Sports precisa que este pico fue breve y que el tráfico, especialmente en Europa, continúa por debajo de sus niveles históricos.

 

 

 

 

El país que mejor evolucionó fue Estados Unidos. JD Sports lo atribuye a que es el mercado más maduro del mundo para el comercio electrónico, por lo que el grupo logró retener el 75% de la facturación del año pasado durante el periodo de cierre.

 

Desde mayo, la facturación en la región se disparó un 50% gracias al programa de estímulos impulsado por la administración Trump y que terminó a finales de julio.

 

En la Península Ibérica, donde la empresa opera con una joint venture con Sonae, el grupo sólo logró salvar el 20% de la facturación, debido a que el mercado online es menos maduro. Desde la reapertura, la evolución ha sido “alentadora”, con crecimientos a doble dígito en relación al año pasado. La empresa opera en España y Portugal con los rótulos Sprinter, Sport Zone y JD Sports.

 

De cara al cierre del ejercicio, JD Sports anticipa un beneficio antes de impuestos de 265 millones de libras (296 millones de euros). “El tráfico continúa siendo débil, comparativamente, y las nuevas medidas impuestas en algunos países y los consecuentes cierres temporales de algunas tiendas nos recuerdan que el Covid-19 continúa siendo un desafío”, señala.

Publicidad
Comentar
Compartir
...