Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Ene 202201:29

It Closet: la moda de segunda mano de las ‘influencers’ levanta 215.000 euros y abre su capital a Cabiedes

La compañía valenciana, que cuenta con un equipo de quince personas y está impulsada por la aceleradora de start ups de Juan Roig, planea replicar su modelo de negocio en Portugal y Francia y, más adelante, cruzar el charco hasta Latinoamérica.

29 Nov 2021 — 04:53
Ainoa Erdozain
Compartir
Me interesa

It Closet: la moda de segunda mano de las ‘influencers’ levanta 215.000 euros y abre su capital a Cabiedes

 

 

Un armario digital para fans de los influencers. Pablo Rodríguez y Gonzalo Marijuan emprendieron en 2020 con una start up llamada Cash the Closet. La empresa, especializada en vender ropa de segunda mano de influencers y personajes reconocidos en redes sociales, ha evolucionado a lo largo de su primer año de actividad y, tras un rebranding impulsado por Lanzadera, la aceleradora de Juan Roig, ha levantado su primera ronda de 215.000 euros.

 

La primera ronda de la start up, llamada ahora It Closet, ha estado liderada por el inversor Luis Martín Cabiedes, que ha adquirido alrededor del 7% de la compañía. Un 82% del capital se reparte entre Rodríguez y Marijuan de manera equitativa y, el resto, se divide entre inversores externos. A la ronda de 215.000 euros se suma un préstamo Enisa de 159.000 euros, que se firmará durante esta semana.

 

It Closet emplea a un equipo de quince personas y tiene su sede en Valencia. La start up cuenta con un almacén de 600 metros cuadrados, ubicado en la capital valenciana, desde donde gestiona toda la logística.

 

El modelo operativo de la compañía consiste en adquirir las prendas en depósito y cobrar una comisión del 25% del precio final de venta. Si en más de dos meses la prenda no se ha vendido, la empresa da la opción al propietario para su devolución o bien, le propone donarla a Cáritas, con la que tiene un acuerdo de colaboración.

 

 

 

 

Los proveedores de It Closet pueden operar en la plataforma a través de dos modelos diferentes. El primero es el premium, para influencers con más de 35.000 seguidores, donde la propia empresa se encarga de recoger la ropa, fotografiarla, subirla a la plataforma, y fijar el precio.

 

Con el modelo más escalable, pensado para microinfluencers de hasta 35.000 seguidores, son ellos mismos los que realizan las fotografías del producto y las depositan en una plataforma interna que ha desarrollado la compañía, y también se les permite fijar el precio de la prenda.

 

Actualmente, las ventas procedentes del mercado internacional suponen alrededor del 7% de la facturación de It Closet. Los mercados más importantes para la compañía son el latinoamericano, con países como Puerto Rico, Colombia o Argentina, y el europeo, con Portugal o Francia, además de Reino Unido.

 

A largo plazo, los planes de It Closet pasan por cruzar el charco y aterrizar en Latinoamérica, pero por cuestiones fiscales prefieren comenzar con países europeos. Próximamente, la start up planea replicar su modelo de negocio en Portugal, a través de una prueba piloto y, más adelante, proseguir en Francia.

 

It Closet cerró 2020 con una facturación de 40.000 euros y, este año, espera quintuplicar su cifra de negocio hasta 200.000 euros. En un plazo de doce meses, cuando comience a ejecutar el plan de internacionalización, la compañía planea realizar su segunda ronda.

Publicidad
Comentar
Compartir
...