Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Abr 202113:11

Inditex pone a prueba su resistencia a la tercera ola en sus resultados de 2020

El gigante gallego ha ido mitigando, trimestre a trimestre, la caída de sus ventas, con descensos que han pasado del 44% al 31% y al 14%.

08 Mar 2021 — 04:58
C. De Angelis
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Inditex pone a prueba su resistencia a la tercera ola en sus resultados de 2020

 

 

Inditex será, de nuevo, la última en poner sus cartas encima de la mesa y, de nuevo, es la que genera más expectación en el mercado. El líder global de la industria de la moda, que el próximo miércoles hará públicas sus cuentas anuales, pondrá sobre la mesa los resultados de una particular prueba de resistencia ante el Covid-19, que tiene como principal punto de interés cómo ha superado un último trimestre marcado por la tercera ola de la pandemia.

 

El gigante español de la moda, que en el primer trimestre registró sus primeras pérdidas trimestrales como compañía cotizada (con unos números rojos de 409 millones de euros), ya tenía prácticamente salvado a cierre del tercer trimestre el frente del resultado: con ganancias de 214 millones en el segundo trimestre y de 866 millones en el tercero, el grupo cerrará con toda seguridad el ejercicio en números negros.

 

También es del todo probable que los resultados serán mejores que los de los dos rivales históricos de Inditex, la estadounidense Gap, que cerró 2020 en pérdidas de 665 millones de dólares, y la sueca H&M, que concluyó el año en positivo, pero con una caída del 90,8% del beneficio neto.

 

En el acumulado de febrero a octubre de 2020, Inditex obtuvo un saldo positivo de 671 millones de euros, con un descenso del 75,3% en relación al mismo periodo del ejercicio anterior. Además, los datos del tercer trimestre fueron netamente mejores a los del segundo: pasó de ganar un 73,7% menos a recortar su beneficio en sólo un 26,1%.

 

 

 

 

La del margen también es una batalla ganada, hasta ahora, por el grupo gallego, mientras que H&M y Gap han cerrado el año mucho menos rentables que en 2019. En el caso de H&M, el margen bruto de 2020 se situó en el 50% de las ventas, 2,6 puntos menos que en 2019 y más de diez puntos por debajo que en 2011. En el caso de Gap, el margen bruto cayó en 2020 en 3,3 puntos, hasta el 34,1%, frente a máximos del 39,2% alcanzados en 2012.

 

Hasta octubre, la matriz de Zara ha mantenido unos márgenes mucho más elevados que los de sus rivales, con unas cifras que además han soportado la comparación con el año precedente. Tras caer 1,1 puntos interanual en el primer trimestre, hasta el 58,4%, el margen subió una décima en el segundo y registró un recorte de tres décimas en el periodo de agosto a octubre.

 

El cuarto trimestre, periodo que va de noviembre a enero, es ahora la incógnita que Inditex desvelará, junto a sus resultados anuales, el próximo miércoles. El trimestre del frío y las rebajas es tradicionalmente un periodo de menos rentabilidad para el gigante gallego, con un margen bruto que desde 2015 se ha situado como el más bajo del año, pero también el de más facturación.

 

 

 

 

Hasta octubre, Inditex redujo un 28,9% su cifra de negocio, pero con retrocesos menguantes trimestre a trimestre: de caer un 44,3% en el primero, la facturación de Inditex se redujo un 31,4% en el segundo trimestre y se acortó un 13,5% en el tercero. En el último cuarto de 2019, el último periodo pre-pandemia, la facturación del gigante gallego llegó a un importe récord de 8.466 millones de euros, con la mayor subida interanual desde el segundo trimestre de 2017.

 

La evolución cada vez menos mala de Inditex a lo largo de los nueve primeros meses de su ejercicio topó en el último trimestre con los efectos de la tercera ola del Covid-19, que llevó al cierre de numerosas tiendas.

 

 

 

 

En la presentación de resultados del tercer trimestre, Inditex avanzaba que en noviembre un 21% de las tiendas del grupo habían permanecido cerradas, “con un impacto significativo en la venta en tienda”. “Actualmente (a mediados de diciembre) se encuentran temporalmente cerradas un 8% de las tiendas y un 10% adicional cierran durante los fines de semana”, apuntó el grupo.

 

En el caso de Gap, cuyo calendario es comparable con el de Inditex, ya que también cierra su ejercicio el 31 de enero, las ventas en el cuarto trimestre cayeron un 5,4%, frente al retroceso de sólo el 0,1% del trimestre anterior.

 

La semana pasada, los analistas comenzaron a publicar sus informes de cara al ejercicio 2021, para el que se prevé un rebote a partir del segundo o tercer trimestre. Jefferies opina que la “vuelta a la normalidad” en los próximos trimestres debería proporcionar a Inditex “un entorno favorable”, aunque aplaza la recuperación hasta la última parte del año, según recoge Efe.

 

Por su parte, los analistas de Crédit Suisse alertan de que la perspectiva de cara a este año es “muy incierta” y, si bien contempla un aumento de la demanda tras las restricciones, también alberga dudas sobre la evolución de los niveles de inventario, el impacto de las divisas y el aumento de los costes del transporte.

 

En bolsa, tras el descalabro de finales de febrero y principios de marzo, Inditex ha tenido una evolución positiva, particularmente a partir de noviembre de 2020. La compañía cerró el viernes a 27,7 euros por título, frente a mínimos de menos de 20 euros por acción de mediados de marzo. En lo que va de año, las acciones de la matriz de Zara se han revaluado un 6,3%.

Publicidad
Comentar
Compartir
...