Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

29 Nov 202020:49

Inditex, H&M y Gap, frente a frente: a mayor golpe, menor ajuste

El gigante gallego cerrará hasta 600 tiendas al año. H&M y Gap, sólo 170. Los tres han cerrado el último trimestre con caídas de hasta el 50% y en pérdidas.

03 Jul 2020 — 05:00
Iria P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Inditex, H&M y Gap, frente a frente: a mayor golpe, menor ajuste

 

 

La mitad de las ventas y en pérdidas. Este es el duro escenario al que se enfrentaron los gigantes de la moda en el peor trimestre del Covid-19. Y tras los resultados, llegaron los ajustes. Sin embargo, ha sido el más resiliente a la crisis, Inditex, el que ha anunciado un mayor recorte de su red.

 

La revisión del parque de tiendas es una decisión que ya formaba parte de la hoja de ruta de los tres gigantes de la moda y que ahora se ha acelerado, aunque no todos lo han hecho en la misma proporción.

 

Inditex ha sido el más agresivo en este sentido, pese a que ha sido el que menos ha sufrido, en proporción, el golpe del coronavirus. La empresa planea hasta 1.200 cierres brutos de tiendas en todo el mundo hasta 2021, con entre 500 y 600 absorciones al año. El objetivo es tener una red de tiendas con una mayor superficie media y, sobre todo, “mayores niveles de rentabilidad”, según explicó entonces el grupo.

 

La empresa cerró el primer trimestre (entre febrero y abril) con una caída de las ventas del 44,3% y unas pérdidas de 409 millones de euros, aunque descontando el impacto de una provisión de 308 millones de euros se sitúan en 175 millones de euros.

 

 

 

 

Gap, en cambio, perdió en el mismo periodo más de 820 millones de euros con casi la mitad de la facturación. Y, sin embargo, el gigante estadounidense ni siquiera ha precisado cuántas tiendas cerrará.

 

En febrero de 2019, la empresa había anunciado ya sus planes de cerrar alrededor de 230 tiendas de Gap entre 2019 y 2020. Sólo para este año, la previsión contemplaba 90 cierres netos, incluyendo 170 absorciones de Gap.

 

Tras publicar los resultados trimestrales, la empresa sólo reafirmó que quiere avanzar en su “prioridad estratégica” de tener un parque “más pequeño y más sano”, especialmente en Gap y Banana Republic. La empresa sí ha sido más agresiva en el recorte de gastos, con el anuncio del despido del 10% de su plantilla en oficinas, donde emplea en total a 12.000 personas.

 

Gap cuenta con 3.911 tiendas en 52 países, mientras que Inditex opera con casi el doble, unos 7.400 establecimientos en 96 mercados.

 

H&M, por su parte, prevé un ajuste similar al de Gap, con unos 170 cierres y 130 aperturas para este año. La empresa, que no ha dado previsiones de cierres a medio plazo, acelera así la optimización de su red comercial, con menos aperturas y más cierres de los anunciados inicialmente. A cierre del segundo trimestre, la empresa contaba con 5.058 establecimientos.

 

El grupo sueco opera con un año fiscal diferente al de Inditex y Gap, por lo que sus resultados no son comparables. En el segundo trimestre (entre marzo y mayo, los peores meses de la pandemia en Occidente), H&M hundió sus ventas un 50% y perdió 4.900 millones de coronas suecas (467 millones de euros).

 

 

 

 

‘Supply chain’ más flexible

Otro de los factores que coincide en todos los planes de reestructuración es la aceleración de la cadena de suministro para ganar flexibilidad. En este aspecto, Inditex ya llegó a esta crisis con los deberes hechos, lo que le permitió ajustar sus gastos durante la pandemia casi en la misma proporción que cayeron las ventas.

 

H&M y, sobre todo, Gap, en cambio, continúan concentrando su sourcing en lejanía, lo que les deja menos margen de maniobra cuando hay un shock de demanda tan fuerte como el vivido durante el confinamiento.

 

“Esta crisis ha puesto de manifiesto la importancia de ser flexible en la supply chain”, recalcó Helena Helmersson, consejera delegada de H&M, durante la conferencia con los analistas tras la presentación de los resultados trimestrales.

 

La ejecutiva rechazó detallar si habrá cambios concretos en el mix de países proveedores. “La principal razón por la que podemos tomar decisiones más rápidas es que trabajamos de forma diferente; prefiero destacar eso que cambios concretos en el mix de mercados de sourcing”.

 

Adaptar la cadena de valor es también otra de las prioridades de Gap. La empresa precisa que la mayor parte del capex para 2020 está orientado hacia la tecnología y para reforzar su cadena de valor, principalmente para ganar flexibilidad y responder a la demanda online.

 

 

 

 

Recortes en gastos, excepto en digital

Los gigantes de la moda también han anunciado fuertes recortes de gastos para conservar la liquidez ante el impacto de la pandemia. Sin embargo, no todo serán recortes: parte del presupuesto se trasladará del canal físico al online, el gran ganador del confinamiento.

Hemos pivotado nuestro gasto en márketing de tráfico en tienda a márketing online: hemos recortado lo que era necesario, pero asegurando al mismo tiempo el crecimiento de nuestros canales digitales”, explicó la empresa a los analistas.

 

Inditex, por su parte, ha anunciado un plan de inversión de mil millones de dólares en digitalización, con el objetivo puesto en que el ecommerce alcance el 25% de las ventas en 2022. Esta partida forma parte de un plan más amplio, de 2.700 millones hasta 2022, destinado también a integración de tienda y online y sostenibilidad.

 

H&M, por su parte, realizó un fuerte ajuste de costes en el último trimestre que, sin embargo, no fue suficiente para compensar la caída de ventas del 50%. En concreto, la empresa revisó las partidas de alquileres, márketing y personal, con recortes de salarios de hasta el 20% para ejecutivos durante los próximos tres meses. A corto plazo, la empresa ya anticipa que continuará “ajustando sus costes para mitigar el impacto negativo del Covid-19”, aunque no precisa cuánto y en qué partidas.

 

En cambio, la apuesta por el online continuará en la hoja de ruta de H&M en la nueva normalidad. “Está claro que los rápidos cambios en el comportamiento del consumidor causados por la pandemia acelerarán la digitalización del retail de moda”, explicó Helmersson.  Las ventas online del grupo crecieron un 36% entre marzo y mayo, logrando mitigar la caída de la facturación por el cierre de tiendas.

Publicidad
Comentar
Compartir
...