Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Nov 201706:58

h Empresa

Igualadina de Marcas encara el proceso de liquidación tras presentar concurso de acreedores

03 Abr 2014 — 11:20
Modaes
Compartir
Me interesa

Los juzgados suman una nueva empresa del negocio de la moda. Igualadina de Marcas (Imar), que se hizo con Meyba, Pulligan, Peyton y Pierre Cardin en 2011, negocia con varios interesados la venta de sus activos para poder liquidar su sociedad. La compañía entró en concurso de acreedores el pasado 14 de marzo y, según fuentes cercanas a Imar, su intención es desprenderse de todas las marcas que forman el grupo y concluir la actividad.

 

Estas mismas fuentes sostienen que la compañía no tiene todavía nada cerrado y que está valorando opciones de interesados que ya han presentado propuestas de compra. En el caso de Meyba, Imar negocia actualmente con una empresa española que querría hacerse con el control de la marca. En el caso de Pulligan, Peyton y Pierre Cardin, todavía no se han iniciado conversaciones con ninguna compañía interesada.

 

La empresa se encuentra actualmente siguiendo las directrices marcadas por la administración concursal y busca opciones para poder desprenderse de todo el stock acumulado de las enseñas que forman Imar.

 

Fundada a mediados de 2011, Imar tomó el relevo de Pulligan y se hizo cargo del diseño y comercialización de las marcas del grupo en el marco de la liquidación de Pulligan. La empresa catalana Stitch Way, que también tiene sede en Igualada, es la que hasta ahora se hacía cargo de la fabricación de las prendas.

 

Inicialmente, Imar sólo se hizo con el control de Pulligan, Meyba y Pierre Cardin, aunque en 2012 también compró Peyton para relanzarla, tal y como adelantó Modaes.es.

 

Pulligan, fundada en 1885, contaba con una larga tradición en el sector del género de punto y llegó a tener una plantilla de 1.200 empleados. En 2005, la empresa deslocalizó a Tánger parte de su producción, lo que supuso una reducción de plantilla en España. En los últimos años, estuvo sumida en una profunda crisis que la condujo, paso a paso, a su definitivo cierre.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...