Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

07 Abr 202023:59

Hoss Intropia, la utopía de Constan Hernández

Hoss Intropia ha conseguido hacerse un hueco en los armarios de las mujeres de poder adquisitivo medio-alto de España. Con un posicionamiento y precio superior al de una cadena de gran distribución, la marca ha apostado, sin embargo, por tejer una amplia red de tiendas, combinando los puntos de venta propios y el multimarca. De la mano de su fundador, Constan Hernández, Hoss acelera ahora en los mercados internacionales. Hoss Intropia, con sede en Madrid, se ha ido haciendo un hueco...

11 Oct 2012 — 04:48
Custodio Pareja
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Hoss Intropia ha conseguido hacerse un hueco en los armarios de las mujeres de poder adquisitivo medio-alto de España. Con un posicionamiento y precio superior al de una cadena de gran distribución, la marca ha apostado, sin embargo, por tejer una amplia red de tiendas, combinando los puntos de venta propios y el multimarca. De la mano de su fundador, Constan Hernández, Hoss acelera ahora en los mercados internacionales.

 

Hoss Intropia, con sede en Madrid, se ha ido haciendo un hueco en el mercado internacional y nacional y ahora, con más incertidumbre que nunca, sigue conquistando a socios al otro lado del mundo para que apuesten por su marca en nuevos países. Hernández fundó Hoss Intropia, especializada únicamente en moda femenina, en julio de 1994. Después de formarse en los talleres de un gran número de diseñadores y observar cómo funcionaba el sector, Constan Hernández decidió dar una vuelta a todos sus conocimientos e intentar crear su propia firma de moda bajo una fórmula distinta a la que había aprendido hasta ese momento.

 

“Desde un principio fui consciente de que, si quería poner en marcha una firma de moda que funcionara, debía olvidar todo el modelo de negocio al que se ceñían los diseñadores con los que había trabajado y buscar una fórmula mucho más comercial, sin dejar de lado la parte más creativa de este negocio”, asegura Hernández.

 

Un año después de fundar Hoss Intropia, Hernández ya lanzó su primera colección al mercado, que tuvo muy buena aceptación fuera de España. Dos años después, Hoss Intropia ya estaba vendiendo su producción en países como Portugal e Italia para, más adelante, poner en marcha su primer establecimiento monomarca en España.

 

“Hoss Intropia siempre ha tenido un espíritu internacional –asegura Hernández-; nacimos con la vocación de estar presentes en gran parte del mundo y, ahora, ya contamos con clientes en gran parte de Europa, Asia, Latinoamérica y Estados Unidos”. Aún así, y aunque sea en la actualidad una de las pocas salidas para la moda española, la crisis ha impulsado a las empresas del sector a tener que internacionalizarse de una manera precipitada.

 

“La crisis acelera tu internacionalización para paliar la caída de las ventas en España, pero también consume recursos económicos, así que hay que ser comedido y consciente”, explica Hernández.

 

Hoss Intropia, que cuenta con una plantilla de unas 280 personas, tiene una red de 22 tiendas monomarca en todo el mundo (sumando los establecimientos propios y los que se han abierto bajo la fórmula de la franquicia). La compañía está presente en más de 1.500 puntos de venta multimarca en cuarenta países.

 

“Nosotros no habíamos notado esta situación económica hasta hace un año, cuando nos cayeron las ventas y no crecimos tanto como esperábamos –explica el empresario-; aún así se han buscado soluciones, se ha reestructurado la empresa y hemos recortado en gastos que no eran necesarios”. “El año pasado hicimos una gran inversión en reubicar muchas de nuestras tiendas a localizaciones prime, ya que era mucho más barato que hace cuatro años, por ejemplo”, añade.

 

En cuanto a los precios, Hernández confiesa que no se ha visto obligado a bajarlos para seguir manteniendo sus ventas. “Una marca como Hoss Intropia no puede entrar en una guerra de precios”, señala. Según el empresario, “ahora es momento de ser especial y diferenciarse del resto”.

 

Y diferenciarse del resto es algo de lo que Hoss Intropia ha sabido sacar provecho, al menos en España. La compañía, en un intento de reforzar su imagen, fichó en 2011 al diseñador español Miguel Palacio para que creara su propia línea bajo el paraguas de la marca.

 

Esta fórmula, siguiendo la estela de grandes cadenas como H&M, se extiende hasta la actualidad, ya que Miguel Palacio continúa colaborando de una manera estrecha con la compañía. “Decidimos que Palacio colaborara con Hoss Intropia, sin comprar la marca ni controlarla –asegura Hernández-; no era y no es nuestra intención comprar la marca de ningún diseñador español, al menos por el momento”. Esta alianza ha servido a Hoss Intropia para poder dirigirse, además de a su público objetivo, a otro segmento de mercado de una posición social más alta. “Es normal que Inditex, por ejemplo, no haga este tipo de colaboraciones, ya que no tendría sentido –explica el directivo-; el papel que están jugando es el de mecenas de la moda española, colaborando con eventos y dando apoyo a diseñadores independientes, no fichándolos”.

 

Estados Unidos y China

 La empresa, en paralelo a sus colaboraciones, continúa buscando nuevos mercados en los que poder empezar a operar y crecer. Hoss Intropia está presente desde hace más de cinco años en Estados Unidos, un mercado por el que está apostando de pleno, creando alianzas con grandes actores del sector textil del país.

 

A principios de 2012, Hoss Intropia anunció la firma de un acuerdo con el grupo de grandes almacenes Bloomin-gdales para instalarse en los centros comerciales que la compañía tiene repartidos por muchos de los estados del país.

 

El último movimiento de la firma en este mercado ha tenido lugar en Los Ángeles y en San Diego, donde pondrá en marcha durante octubre dos nuevos corners en los grandes almacenes Bloomingdale's. En paralelo, durante el mes de noviembre abrirá otro punto de venta en Estados Unidos, sumando así tres nuevos espacios de venta a los que ya tiene en Miami, Nueva York y Washington.

 

Otro de los mercados donde Hoss Intropia probará suerte durante el próximo año será el asiático. “Hemos firmado un contrato con un grupo chino para poner en marcha 25 puntos de venta monomarca en los próximos cuatro años”, asegura Hernández.  El primer establecimiento, que se instalará en Hong Kong, se abrirá de la mano del que lleva siendo distribuidor de Hoss Intropia en el país desde hace ya dos años. La empresa prevé que con la entrada de la marca en este nuevo mercado, el volumen total de las ventas en el extranjero aumentará “hasta un 15% anual en los próximos tres años”.

 

Hoss Intropia finalizó el ejercicio 2011 con una facturación de 50,37 millones de euros. La firma preveía crecer un 14% en 2012 impulsada por el desarrollo de la marca en los mercados internacionales, aunque la caída de las ventas en el mercado español (por ahora, el más importante de la cadena) ha hecho que Hoss Intropia cambie sus previsiones y prevea facturar, aproximadamente, 55 millones de euros, un 9% más que el año anterior. 

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...