Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

04 Dic 202110:47

Hanesbrands dispara sus ventas un 25% en el primer trimestre y pone rumbo a los tres mil millones con Champion

El grupo facturó 1.510 millones de dólares en el periodo finalizado el 3 de abril de 2021 gracias al buen comportamiento de la moda deportiva, liderada por su firma de cabecera.

12 May 2021 — 16:42
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Hanesbrands dispara sus ventas un 25% en el primer trimestre y pone rumbo a los tres mil millones con Champion

 

 

Hanesbrands hace balance del arranque del año y traza un nuevo plan estratégico para Champion. El grupo, propietario entre otras de marcas como Bonds o Playtex, facturó 1.510 millones de dólares en el periodo finalizado el 28 de marzo de 2021, impulsada por el auge de la moda deportiva. Coincidiendo con la presentación de resultados, la compañía estadounidense ha anunciado su plan estratégico para convertir a Champion en una marca de tres mil millones de dólares antes de 2024.

 

Pese a los buenos resultados en facturación,  la compañía perdió en este primer trimestre del año 263,2 millones de dólares frente a las perdidas de 7,8 millones de dólares del mismo periodo de 2020.

 

Por segmentos, las ventas de ropa interior crecieron hasta 570 millones de dólares en Estados Unidos, un 35% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Los ingresos de ropa íntima aumentaron un 27% impulsados ​​por un crecimiento de dos dígitos en sujetadores. En este segmento, el beneficio de la compañía alcanzó los 127 millones de dólares, lo que supone un crecimiento del 56% respecto al primer trimestre de 2020.

 

La ropa deportiva, por su parte, supuso unas ventas de 362 millones de dólares, con un crecimiento del 26% respecto al primer trimestre de 2020, impulsado por una mayor actividad física y en consonancia con la fiebre global por las actividades deportivas.  Las ventas de Champion, en concreto, crecieron un 34% y las otras marcas de la compañía lo hicieron un 16%.

 

A pesar de los buenos resultados, la compañía resalta que el negocio se vio afectado por la menor concesión de licencias deportivas y universitarias por culpa de la pandemia.  El beneficio del segmento de ropa deportiva creció un 647%, hasta 61 millones de dólares respecto al primer trimestre de 2020.

 

 

 

 

Las ventas fuera de Estados Unidos registraron un crecimiento del 18% respecto al mismo periodo de 2020 con especial incidencia en Australia y Europa, a pesar de los cierres provocados por la pandemia, y gracias al buen comportamiento de la marca Champion. Japón fue la nota negativa, mientras que China ayudó a consolidar los buenos resultados.

 

Coincidiendo con los resultados del primer trimestre, Hanesbrands ha anunciado un nuevo plan de crecimiento de tres años diseñado para generar aproximadamente 1.200 millones en ingresos adicionales y aumentar su margen operativo al 14% hasta 2024.

 

El plan, llamado Full Potential, apuesta por la marca Champion invirtiendo en mercados geográficos clave, ampliando el negocio a ropa y calzado casual para mujeres y niños y potenciando el canal digital de la marca. La intención de la compañía es que se convierta en una marca global y alcance una facturación de tres mil millones de dólares en 2024, frente a los dos mil millones que espera facturar con la firma en 2021.

 

El plan incluye igualmente una estrategia para impulsar el crecimiento del sector de la ropa interior poniendo el foco en los consumidores más jóvenes y apoyándose en la palanca digital a través del ecommerce. La compañía prevé un crecimiento aproximado de 200 millones de dólares en el segmento de la ropa interior hasta 2024, impulsado principalmente por las ventas en estados Unidos y Australia.

 

“Estamos poniendo al consumidor en el centro de todo; lo haremos invirtiendo en innovación y tecnología para ofrecer productos que satisfagan las necesidades de los consumidores; Full Potential es nuestro reto para lograrlo”, ha indicado el consejero delegado de la compañía, Steve Bratspies.

 

Publicidad
Comentar
Compartir
...