Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

15 Abr 202118:53

Grupo Illice: la familia Esquitino toma el 100% del grupo y pone rumbo a los 20 millones

El dueño de Conguitos y D Franklin pasará a llamarse Illice Brands Group (IBG) y ha trasladado su sede al centro urbano de Elche. El nuevo plan estratégico pasa por reforzar el canal online.

07 Oct 2020 — 04:57
I. P. Gestal / C. Juárez
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Grupo Illice: la familia Esquitino toman el 100% del grupo y ponen rumbo a los 20 millones

 

 

Grupo Illice inicia una nueva etapa. La familia Esquitino, que hasta ahora controlaba un 50% del capital, ha comprado el 50% restante a la familia Valls, que llevaba en la compañía desde sus inicios. Tras la adquisición, la empresa ha cambiado su nombre a Illice Brands Group (IBG), ha trasladado su sede al centro de Elche y ha diseñado un nuevo plan estratégico centrado en el canal online.

 

La operación, cuyo importe no ha trascendido, se debe al relevo generacional en la familia Valls y a discrepancias sobre la estrategia de la compañía. “Nosotros apostábamos por el canal online y ellos querían una estrategia más tradicional”, explica Enrique Esquitino Payá, miembro de la quinta generación de la familia fundadora, a Modaes.es.

 

Los Valls y los Esquitino compartían la propiedad desde los inicios de la empresa, aunque en los últimos años los Valls se habían ya desvinculado de la gestión. El grupo está liderado hoy por Enrique Esquitino Madrid (padre de Esquitino Payá) y su hermano, Mariano Esquitino.

 

El cambio en el accionariado marca el inicio de un nuevo capítulo en la trayectoria del grupo, cuya historia refleja la propia transformación del sector del calzado en España en las últimas décadas.

 

 

 

 

Tras comenzar fabricando para terceros, la empresa lanzó en la década de los noventa su primera marca propia, Conguitos, especializada en calzado infantil, a la que cinco años después se sumaría B&W Break&Walk, de calzado para adultos.

 

En 2015, los hermanos Enrique y Daniel Esquitino lanzaron D. Franklin, un pure player especializado en moda joven que ahora se ha integrado también en la empresa familiar, y en 2019, Illice se sumó a la ola de la sostenibilidad con Mercredy, especializada en zapatillas fabricadas con plástico reciclado.

 

“D. Franklin nos hizo ver que la dirección era esa y que todas las marcas del grupo tenían que tender al online”, dice Esquitino. De hecho, Illice genera ya el 60% de sus ventas a través de la Red, aunque continúa teniendo presencia en más de 5.000 puntos de venta multimarca en treinta mercados de todo el mundo.

 

 

 

 

La apuesta por el online ha sido también la que ha permitido al grupo seguir creciendo pese a la crisis del coronavirus. “Con la pandemia, todos los planes estratégicos que teníamos previsto acometer en tres o cuatro años se han acelerado: entrada en nuevos mercados, mejora de procesos logísticos…”, dice Esquitino. La empresa prevé superar este año los veinte millones de euros, tras cerrar el ejercicio 2019 con unas ventas de alrededor de catorce millones.

 

Para encarar esta nueva etapa, el grupo ha reordenado su estructura. La compañía, que hasta ahora concentraba toda su actividad en el Parque Empresarial de Elche, ha trasladado las oficinas y el centro de distribución para comercio electrónico al centro de la ciudad y ha instalado un nuevo centro logístico para wholesale en la periferia. Además, la empresa mantiene un centro de producción que se dedica a la fabricación de calzado de inyección. El traslado ha supuesto una inversión de un millón de euros.

Publicidad
Comentar
Compartir
...