Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

05 Dic 202121:47

Grandes almacenes, modelo en crisis: los gigantes mundiales se descuelgan de la recuperación en EEUU

Los reyes de la moda estadounidense, incluso aquellos a los que el Covid-19 les pilló en horas bajas, han batido ya los niveles previos a la pandemia. Pero los grandes almacenes continúan a la cola.

08 Jun 2021 — 04:55
I.P.G.
Compartir
Me interesa

Grandes almacenes, modelo en crisis: los gigantes mundiales se descuelgan de la recuperación en EEUU

 

 

Para cuando salieron de la anterior crisis llegó el Apocalipsis Retail y ahora luchan por recuperarse en medio de una pandemia que mantiene a los consumidores alejados de espacios cerrados y concurridos. Los grandes almacenes, un modelo en crisis ya antes del Covid-19, no terminan de capitalizar la recuperación ni siquiera en un país como Estados Unidos, donde los gigantes de la moda han alcanzado ya niveles precrisis. El Corte Inglés, que cerró 2020 con las mayores pérdidas de su historia, mira de cerca cómo los resultados de sus rivales estadounidenses vuelven a poner en duda el modelo.

 

Macy’s, Kohl’s y Nordstrom, los tres mayores grupos cotizados de grandes almacenes de los que hay datos disponibles, cerraron el primer trimestre de 2021 con un fuerte incremento respecto a 2020, pero todavía a un 3,3% por debajo del primer trimestre de 2019, en términos agregados.

 

Entre febrero y abril, ya con la campaña de vacunación a todo gas en Estados Unidos, ninguno de los tres grupos logró superar niveles precrisis. Respecto a 2020, la facturación creció un 41%, pero el dato está altamente adulterado por la baja base comparable del año pasado.

 

Entre los tres sumaron una facturación de 15.037 millones de dólares, frente a los 10.665 millones de 2020 y los 15.553 millones de dólares del primer trimestre de 2019. Los resultados contrastan con los de grupos estadounidenses de moda como Abercrombie&Fitch, Urban Outfitters o Dick’s, especializada en deporte, que han batido con creces los volúmenes anteriores al Covid-19.

 

 

 

 

Los datos agregados del US Census Bureau también reafirman la crisis del modelo de grandes almacenes, inmerso en una profunda transformación desde hace ya un lustro para adaptarse al avance del online y sanear su abultada deuda.

 

Entre enero y abril, las ventas en los comercios especializados en moda crecieron un 57,7% interanual en el país, mientras que las de los grandes almacenes aumentaron un 15,8%. Con todo, la base comparable es menor entre las tiendas de moda (donde el cierre en 2020 fue total) que entre los grandes almacenes, ya que algunos incluyen oferta de alimentación, como El Corte Inglés, lo que les permitió seguir operando al menos parcialmente.

 

De los tres mayores grupos de grandes almacenes del mundo, Kohl’s fue el que mejor evolucionó. El grupo disparó sus ingresos un 60,1% respecto a 2020 y está sólo un 4,9% por debajo de 2019, con una facturación de 3.887 millones en el primer trimestre.

 

La empresa, con sede en Menomonee Falls (Wisconsin), volvió a la senda del beneficio, con un resultado neto positivo de catorce millones de dólares, también por debajo del mismo periodo de 2019.

 

Aun así, los resultados estuvieron por encima de lo previsto, lo que llevó a la empresa a mejorar sus previsiones para el año completo. Kohl’s opera con más de 1.100 tiendas en 49 estados y en 2020 generó el 26% de sus ventas a través de la Red.

 

 

 

 

Macy’s, líder indiscutible en el sector, también logró finalizar el periodo con beneficio, aunque de sólo 13 millones de dólares, frente a los 136 millones de 2019. La facturación se disparó un 56% respecto a 2020 y cayó un 14,5% en relación al primer trimestre de 2019, con 4.706 millones de dólares. Las ventas comparables se incrementaron un 62,5% respecto a 2020 y cayeron un 10,5% frente a 2019.

 

El canal online copó un 37% de la facturación, seis puntos menos que en el mismo periodo de 2020 pero trece más que en 2019. El grupo opera con tres rótulos, Macy’s, Bloomingdale’s y Bluemercury y Backstage, el concepto (más pequeño y más barato) que continúa impulsando con 35 tiendas este año.

 

Por último, Nordstrom fue el único gigante del sector que todavía sigue en pérdidas, con unos números rojos de 166 millones de dólares en el primer trimestre, frente a las pérdidas de 541 millones de 2020 y el beneficio de 37 millones de 2019. La facturación continúa un 12,6% por debajo de la anterior al Covid-19.

 

 

 

 

 

 

Mejores noticias en Latinoamérica

Mejores resultados arrojó el mayor grupo de grandes almacenes de Latinoamérica, Falabella, que finalizó el primer trimestre rozando los niveles precrisisEl grupo registró una cifra de negocio de 2.479,2 millones de dólares, frente a los 2.238,7 millones de dólares del mismo periodo del año anterior y los 2.519 millones de dólares de 2019.

 

El resultado neto, por su parte, se situó en negro, con 137,3 millones de dólares, mientras el gross merchandise value (GMV) fue de 581,3 millones de dólares, un 142% más que en el primer trimestre de 2020.

 

 

Lo que esperar de El Corte Inglés

El Corte Inglés, por su parte, adelantó en la presentación de resultados anuales que, en lo que va de año, “las ventas de retail están cumpliendo con las expectativas, situándose en niveles cercanos a los de 2019, a pesar de los efectos persistentes de la pandemia”.

 

El grupo tiene algunas desventajas respecto a sus competidores estadounidenses, como haber empezado su proceso de reorganización del retail más tarde y de forma menos agresiva y la propia evolución del mercado español, mucho peor en lo que va de año que la de Estados Unidos.

 

El grupo cerró el último ejercicio con una cifra de negocio consolidada de 10.432 millones de euros, un 31,6% menos respecto a los 15.260 millones de euros de 2019. La compañía llevó cabo provisiones por valor de 2.500 millones de euros para “cubrir deterioros de inmovilizado, existencias y créditos fiscales”, apunta la empresa. Tras estas provisiones, el resultado neto ha sido negativo de 2.945 millones de euros. En 2019, el grupo de grandes almacenes ganó 310 millones de euros.

Publicidad
Comentar
Compartir
...