Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

30 Nov 202012:29

Gap hunde sus ventas un 43% hasta abril y entra en pérdidas

Las ventas online se elevaron un 13% en el primer trimestre y se duplicaron en mayo. La compañía ha reabierto ya el 55% de su red de tiendas propias en su mercado local.

04 Jun 2020 — 22:43
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Gap hunde sus ventas un 43% hasta abril y entra en pérdidas

 

 

Gap pone cifras al impacto de la pandemia en su negocio. El mayor grupo estadounidense de moda y cuarto del mundo ha sido el primero en presentar resultados trimestrales tras el estallido de la pandemia, y están en línea con lo esperado. La empresa ha cerrado el primer trimestre (finalizado el 2 de mayo) con una caída de las ventas del 43% y en pérdidas.

 

El grupo facturó 2.107 millones de dólares, frente a los 3.706 millones de dólares del mismo periodo del año anterior. La nota positiva la ha puesto el canal online, que ha crecido un 13% en el primer trimestre, si bien la empresa no ha dado datos absolutos. En abril, el ecommerce se ha disparado un 40% y en mayo se ha duplicado, según ha explicado hoy Gap en un comunicado remitido a la SEC. A cierre de 2019, el ecommerce representaba un cuarto del total de ventas de Gap.

 

Por marcas, Gap ha vuelto a liderar la caída, con un descenso total del 50%. El canal online no logró salvar a la cadena que da nombre al grupo, que redujo un 5% sus ventas en la Red.

 

 

 

 

Old Navy, por su parte, cayó un 42%, aunque su caída sí se vio amortiguada por un crecimiento del 20% online. Por su parte, Banana Republic redujo su facturación un 47% (con un caída online del 2%) y Athleta volvió a desmarcarse con un descenso total de sólo el 8% gracias al impulso del ecommerce, que creció un 49%.

 

El resultado neto del grupo se situó en negativo, con unas pérdidas de 932 millones de dólares, frente al beneficio de 227 millones de dólares del mismo trimestre del año anterior.

 

 

 

 

El margen bruto se ha situado en un 12,7%, debido a la devaluación del inventario, el aumento de la actividad promocional y los costes derivados del cierre de tiendas, cuyas rentas Gap dejó de pagar a principios de abril.

 

A 2 de mayo, Gap contaba con 3.911 tiendas en 52 países, de las cuales 3.313 están operadas directamente por la compañía. El grupo ha subrayado que ha comenzado una revisión de su red de tiendas para avanzar en su “prioridad estratégica” de tener un parque “más pequeño y más sano”, especialmente en Gap y Banana Republic.

 

A cierre del ejercicio, la empresa contaba con un inventario de 2.200 millones de dólares, un 1% menos que un año antes. Excluyendo el stock que el grupo ha decidido guardar para su lanzamiento en el verano de 2021, la empresa prevé que su inventario en el segundo trimestre se vuelva a reducir a un solo dígito. 

 

 

 

 

La empresa defiende que cuenta con una “sólida” posición financiera, con 1.100 millones de dólares en caja. Para este ejercicio, el grupo prevé reducir su capex un 50%, hasta 300 millones de dólares, lo que incluye unos 30 millones de dólares para ampliar su centro de distribución en Ohio.

 

La deuda a corto plazo ha pasado de cero a 500 millones de dólares, tras disponer al completo de su línea de crédito para hacer frente a la crisis del coronavirus. La deuda a largo se mantiene en 1.250 millones de dólares.

 

Gap ha comenzado a reabrir sus tiendas en algunos países y estados de Estados Unidos el 9 de mayo, a medida que se han ido levantando las medidas de contención de la pandemia.

 

En Norteamérica, la empresa ha reabierto ya 1.500 tiendas, “por encima de lo planeado”, ha precisado Sonia Syngal, que este mismo año fue nombrada nueva consejera delegada del grupo.

 

“Aunque el tráfico y la productividad ha superado nuestras expectativas, especialmente en Old Navy y Athleta, continuamos teniendo trazando el plan de manera conservadora porque continúa habiendo incertidumbre”, sostiene Katrina O’Connell, directora financiera del grupo. Es por eso que el grupo descarta dar previsiones para el cierre del ejercicio. 

Publicidad
Comentar
Compartir
...