Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

17 May 202210:41

Fuentecapala cierra de manera definitiva su fábrica extremeña y despide a sus últimos 37 trabajadores

06 Jun 2016 — 10:21
Modaes
Compartir
Me interesa

 

Fuentecapala pone fin definitivo a su factoría en Extremadura. La empresa madrileña, especializada en trajes de ceremonia para hombre, ha anunciado el despido de los 37 trabajadores que mantenía en plantilla en la fábrica de Navalmoral de la Mata.

 

La dirección de la compañía comunicó el pasado viernes al comité de empresa la apertura de un procedimiento que culminará con el despido de los últimos trabajadores que aún permanecían en su centro productivo. A partir de ahora, se abre un periodo de conversaciones con los representantes sindicales para negociar las condiciones del despido.

 

Los trabajadores han explicado que el cierre de la fábrica se veía venir, pero que les ha sorprendido el momento, porque en los últimos meses se había ampliado la jornada laboral, según el diario local Hoy.

 

Fuentecapala, dirigida por Jesús Vargas, ha asegurado que mantendrá su sede en Madrid y que dará continuidad a la marca, aunque trasladará toda la producción a Portugal, donde trabaja con varias cooperativas.

 

Con esta operación, el grupo pone punto y final a su producción en Extremadura. La empresa efectuó un expediente de regulación de empleo (ERE) a principios de 2014, que supuso el despido de un centenar de trabajadores.

Publicidad
Comentar
Compartir
...