Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

04 Jul 202021:08

Fast Retailing tropieza en el primer trimestre: reduce sus ventas un 3,3% y recorta sus previsiones para 2020

La matriz de Uniqlo atribuye la caída de su resultado neto a la mala evolución de su filial en Corea del Sur y al impacto de la crisis en Hong Kong.

09 Ene 2020 — 09:48
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Fast Retailing tropieza en el primer trimestre: reduce sus ventas un 3,3% y recorta sus previsiones para 2020

 

 

Fast Retailing tropieza en su escalada en el podio global de la moda. El grupo japonés, propietario de Uniqlo, J. Brand, Theory y GU, entre otras, ha cerrado el primer trimestre con las ventas y el beneficio a la baja. En consecuencia, la empresa ha revisado a la baja sus previsiones para 2020.

 

Entre el 1 de septiembre y el 30 de noviembre, la empresa facturó 623.484 millones de yenes (5.155 millones de euros), un 3,3% menos que en el mismo periodo del año anterior. El beneficio operativo se hundió un 12,4%, y el neto atribuible a la matriz descendió un 3,5%, hasta 70.907 millones de yenes (586 millones de euro).

 

La empresa atribuye la caída al descenso del beneficio de Uniqlo en Corea del Sur y Hong Kong, inmersa en una crisis por las protestas sociales que duran ya más de siete meses, y a un incremento menor de lo esperado en Japón.

 

La compañía ha reafirmado su “visión a medio plazo” de convertirse en el mayor distribuidor de ropa del mundo, aunque hace ya varios años que no fija un horizonte temporal. Para lograrlo, explica Fast Retailing, la empresa está focalizando sus esfuerzos en expandir Uniqlo en el extranjero, impulsar su marca GU y reforzar sus operaciones online a escala global.

 

 

 

 

Uniqlo genera casi la mitad de sus ventas en Japón, donde facturó 233.000 millones de yenes (1.926 millones de euros) en el primer trimestre, un 5,3% menos. Las ventas like for like, incluyendo el ecommerce, se redujeron un 4,1%.

 

“El descenso fue causado por una demanda más débil de prendas térmicas por el clima cálido y por nuestra incapacidad para transmitir el atractivo de los nuevos productos”, argumenta la empresa.

 

La filial japonesa es ligeramente más rentable que las operaciones internacionales de la cadena, con un resultado operativo de 38.500 millones de yenes (318 millones de euros), un 1,6% más.

 

 

 

 

En el extranjero, Uniqlo facturó 280.700 millones de yenes (2.321 millones de euros), un 3,6% menos, y desplomó un 28% su beneficio operativo, hasta 37.800 millones de yenes (312 millones de euros). El margen bruto se redujo en tres puntos por el exceso de inventario.

 

GU se mantiene como la segunda mayor cadena del grupo y fue la que mejor evolucionó en el primer trimestre, con un alza del 11,4% en las ventas, hasta 72.900 millones de yenes (603 millones de euros) y del 44,4% en el beneficio operativo, hasta 12.300 millones de yenes (102 millones de euros). Al contrario que Uniqlo, el grupo subraya que GU “logró adaptar su oferta al clima cálido del periodo” y elevó su margen bruto en 3,2 puntos.

 

El resto de marcas de Fast Retailing, agrupadas bajo la división Global Brands, cerraron el trimestre a la baja. Theory, Comptoir des Cotonniers, Princesse Tam Tam, J Brand y Plst redujeron sus ventas un 11,4%, hasta 36.100 millones de yenes (300 millones de euros), y encogieron un 31,5% su beneficio.

 

Para el cierre del ejercicio actual, que finaliza el 31 de agosto, la empresa prevé facturar 2.340.000 millones de yenes (19.348 millones de euros), un 2,5% menos de lo anunciado el pasado 10 de octubre. El grupo estima que su beneficio se situará en 165.000 millones de yenes (1.364 millones de euros), un 5,7% menos de la anterior previsión. Fast Retailing argumenta esta revisión por los resultados del primer trimestre, la evolución en diciembre y las condiciones actuales en Corea del Sur y Hong Kong.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...