Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Jul 202119:01

Esprit cierra un ejercicio negro y traza un plan para volver a la rentabilidad en dos años

La compañía ha cambiado el cierre del ejercicio de junio a diciembre. En esos seis meses, facturó 886 millones de dólares de Hong Kong (96 millones de euros).

06 Abr 2021 — 18:57
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Esprit cierra un ejercicio negro y traza un plan para volver a la rentabilidad en dos años

 

 

Esprit termina uno de los años más convulsos de su historia. Al impacto de la pandemia se sumó un cambio en su accionariado y en su equipo directivo y el cierre de su negocio en Asia. Coincidiendo con la presentación de sus resultados anuales, la empresa ha trazado un nuevo plan estratégico con el objetivo de volver a la rentabilidad en dos años.

 

En el último ejercicio, Esprit cambió la fecha de cierre del 30 de junio al 31 de diciembre, por lo que los datos disponibles corresponden sólo a seis meses del año y no son comparables.

 

Entre junio y diciembre del año pasado, la empresa facturó 886 millones de dólares de Hong Kong (96,7 millones de euros). En el mismo periodo de 2019, la compañía facturó algo más de 7.000 millones de dólares (764 millones de euros).

 

Las pérdidas atribuibles a la matriz se situaron en 414 millones de dólares (45 millones de euros). Hace apenas unas semanas, la compañía lanzó un profit warning y reconoció que existían “dudas significativas sobre la capacidad de la empresa de continuar operando bajo el principio de empresa en funcionamiento”

 

 

 

 

La diferencia se corresponde principalmente al cierre de seis de las filiales del grupo en el marco de un  Schutzschirmverfahren, en alemán, o Protective Shield Proceedings (PSP), un proceso de la ley alemana de insolvencia al que el grupo se acogió el año pasado.

 

El pasado abril, la empresa decidió echar el cierre a sus actividades en Asia, que incluían China, Singapur, Malasia, Taiwán, Hong Kong y Macao, por lo que ahora concentra su actividad únicamente en Europa.

 

Estas operaciones discontinuadas aportaron una facturación de 658 millones de dólares de Hong Kong (71,8 millones de euros) en el ejercicio cerrado el 30 de junio.

 

 

 

 

España se mantiene como el cuarto mayor mercado para la empresa, con unos ingresos de 47 millones de dólares (5,1 millones de euros) en el ejercicio de junio a diciembre. El online, por su parte, aportó dos millones de dólares de Hong Kong (200.000 euros).

 

En total, el canal online copó un 40% de la facturación; el wholesale, un 33%, y el online, un 27%. El negocio de retail en Europa cayó un 37% debido a las restricciones impuestas por la pandemia. El pasado verano, tras el confinamiento de primavera, la empresa optó por guardar el 35% del stock para la siguiente campaña.

 

La empresa ha devaluado su inventario en 180 millones de dólares de Hong Kong (19,6 millones de euros) y ha cerrado el ejercicio con un stock de 1.303 millones de dólares (142 millones de euros), un 3% más.

 

El canal multimarca, por su parte, retrocedió un 31% en el Viejo Continente. Además, el confinamiento motivó problemas en la cadena de suministro que afectaron también a otros mercados.

 

Esprit  recortó sus gastos operativos un 27%, gracias en buena parte al descenso del 28% de los costes de personal por la reestructuración de sus oficinas en Alemania y el cierre de outlets.

 

 

 

 

El grupo tenía una deuda de 502 millones de dólares (54,8 millones de euros) a cierre del periodo, un 50,4% menos que el año anterior, gracias a la quita lograda en el marco del PSP.

 

El objetivo de Esprit es recuperar la rentabilidad en los próximos dos años. Para ello, la empresa ha trazado un nuevo plan estratégico que incluye el reposicionamiento de la marca, el traslado de la dirección de Alemania a Hong Kong y el impulso del canal online.

 

“El grupo está en una buena posición para beneficiarse de una recuperación de la economía global”, asegura, aún así, precisa que “los expertos no prevén que la industria global de la moda recupere los niveles previos a la pandemia en un futuro cercano”. “El gasto será considerablemente más bajo, con más importancia de la sostenibilidad, la calidad y el valor”, concluye.

 

En el informe anual, el auditor recalca que su capacidad de continuar bajo el principio de empresa en funcionamiento depende de la emisión de derechos prevista, la implementación del plan de optimización de costes y de todo el plan estratégico.

 

 

 

 

Un año convulso

El pasado junio, la empresaria hongkonesa Karen Lo Ki-yan se convirtió en accionista mayoritaria y convocó una junta extraordinaria para suspender a todo el consejo de administración, aunque más tarde dio marcha atrás.

 

Finalmente, el pasado diciembre tanto el consejero delegado, Anders Kristiansen, como el director financiero, Johannes Schmidt-Schultes, abandonaron la empresa. El grupo nombró a Mark David Daley como nuevo primer ejecutivo y anunció su intención de trasladar al equipo directivo de Alemania a Hong Kong. Esprit también ha hecho cambios en Europa, colocando al frente de la región a Leif Erichson.

Publicidad
Comentar
Compartir
...