Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

02 Ago 202109:00

En crisis, joyas: Richemont cierra el año de la pandemia con una caída de sólo el 8%

La empresa redujo su facturación un 26% en la primera mitad del año, pero rebotó un 12% en el segundo semestre. Sólo en el cuarto trimestre (de enero a marzo) creció un 30%.

21 May 2021 — 10:29
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

En crisis, joyas: Richemont cierra el año de la pandemia con una caída de sólo el 8%

 

 

Los diamantes de Richemont continúan brillando incluso en el peor año para el lujo. En su último ejercicio fiscal (finalizado en marzo de 2021), el conglomerado suizo especializado en joyería y relojería contrajo sus ventas sólo un 8%.

 

La empresa facturó 13.144 millones de euros, frente a los 14.238 millones de euros del año anterior. El margen bruto retrocedió en setenta puntos básicos, hasta el 59,8%, pero el operativo mejoró hasta el 11,2%.

 

El resultado neto, por su parte, se disparó un 38%, alcanzando 1.289 millones de euros. “En los últimos años hemos destinado significativos recursos financieros y materiales a dos áreas: hemos reestructurado la división de relojería y reforzado nuestras capacidades online”, recuerda Richemont. “Estas inversiones están comenzando a dar sus frutos”, resume.  

 

 

 

 

 

La empresa redujo su facturación un 26% en la primera mitad del año, pero rebotó un 12% en el segundo semestre. Sólo en el cuarto trimestre (de enero a marzo) creció un 30%.

Richemont subraya también el buen comienzo del nuevo ejercicio, con “aceleración en todas las áreas de negocio”.

 

Durante el último año, los motores del negocio del grupo controlado por la familia Rupert fueron las marcas de joyería (que superan ya los niveles pre-Covid), el canal online (que se disparó un 6%, hasta copar el 21% de la facturación), y Asia Pacífico (con un alza del 19%).

 

Esta última fue, de hecho, la única región en la que el grupo elevó sus ventas, y es la mayor para el grupo por facturación, con unos ingresos de 5.937 millones de euros el año pasado. Le siguen Europa, que anotó un descenso del 31%, y América, con una caída del 15%.

 

Por líneas de negocio, la más importante para Richemont es la de joyería, que anotó un crecimiento del 3% en el último año, hasta 7.459 millones de euros, y catapultó su margen operativo en 220 puntos básicos.

 

 

 

 

El negocio de relojería, por su parte, se contrajo un 21%, hasta 2.247 millones de euros, aunque comenzó a repuntar en el último trimestre con un alza del 10%. Los distribuidores online (Net-a-Porter, Mr. Porter, The Outnet y Yoox) anotaron un descenso del 9% por los cierres temporales de los centros de distribución.

 

Por último, la categoría de moda y otros (que incluye marcas como Alaïa, Chloé y Montblanc) desplomó sus ventas un 25%, hasta 1.345 millones de euros. “Después de años de bajo rendimiento, esperamos que estas maisons se beneficien de una ruta al mercado mejorada proporcionada por las nuevas plataformas digitales”, señala el grupo.

 

En esta división se englobaba AZ Factory, el nuevo proyecto de Alber Elbaz, fallecido este mes y a quien Richemont ha vuelto a recordar en esta presentación de resultados.

 

 

 

 

Cambio de modelo con Yoox y Net-a-Porter

Con sus dos mayores plataformas de ecommerce, Net-a-Porter y Yoox, Richemont tiene la intención de transicionar de un modelo wholesale a uno híbrido, introduciendo cada vez más concesiones con marcas de lujo.

 

Además, continuarán expandiendo su alcance con la entrada en quince nuevos mercados. Yoox, por su parte, también lanzará un nuevo marketplace a principos del año que viene que le permitirá seguir engordando su oferta.

 

Otro de los hitos de Richemont en el último año ha sido el acuerdo estratégico firmado en China con Farfetch y Alibaba (con este último, el grupo ya mantenía una joint venture desde 2018).

 

De cara a 2021, la empresa se mantiene cauta, aunque optimista. “Aunque el ritmo de vacunación ha mejorado, seguirá habiendo volatilidad y baja visibilidad hasta que haya inmunidad de rebaño”, recalca Johann Rupert, presidente del grupo.

 

“Tendremos que aprender cómo vivir con el virus probablemente mucho más tiempo del que habíamos esperado”, añade. Desde Richemont, el foco estará en “transformar el negocio con el foco en las iniciativas digitales, el consumidor en el centro y las alianzas estratégicas”, dic Rupert. 

Publicidad
Comentar
Compartir
...