Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

30 Jul 202113:10

El ‘spin off’ de denim de VF cierra 2020 con una caída del 18%

Kontoor Brands, la escisión del negocio de denim de VF, registró una facturación de 2.098 millones de dólares el año pasado. 

02 Mar 2021 — 17:00
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El ‘spin off’ de denim de VF cierra 2020 con una caída del 18%

 

 

Los vaqueros no salieron a pasear en el año de la pandemia. Kontoor Brands, el spin off que engloba las marcas de denim de VF, ha cerrado el ejercicio 2020, concluido el 2 de enero, con una contracción de la cifra de negocio del 18%. En el cuarto trimestre, los ingresos de la empresa repuntaron un 1%.

 

La compañía, que engloba marcas como Wrangler y Lee, finalizó 2020 con una facturación de 2.098 millones de dólares, respecto a los 2.549 millones de dólares del año anterior. El resultado neto, por su parte, se situó en negro, con 68 millones de dólares, un 30% menos que en 2019, cuando el beneficio fue de 97 millones de dólares.

 

En los últimos tres meses del ejercicio, Kontoor Brands registró un repunte de ventas del 1%, hasta 661 millones de dólares, respecto a los 653 millones de dólares del mismo periodo de 2019. “Nuestro sólido rendimiento en el cuarto trimestre también es el resultado de las medidas estratégicas que hemos tomado en los últimos dos años, lo que nos ha permitido sortear los retos a corto plazo y posicionar a la empresa”, ha indicado Scott Baxter, presidente y consejero delegado de la compañía.

 

 

 

 

La caída de la facturación se debió principalmente al cierre de tiendas y las restricciones de movilidad impuestos en varios países para contener el avance de la pandemia. Pese a esto, Kontoor ha indicado que en la última semana de diciembre la evolución de ventas fue muy positiva, lo que ayudó a mitigar el impacto de la crisis del coronavirus en el negocio.

 

Por mercados, Estados Unidos, el más importante para la compañía por volumen de ventas, registró un retroceso de la cifra de negocio del 14%, hasta 1.640 millones de dólares. La caída en tiendas se vio parcialmente compensada por el impulso del ecommerce en el país, que se disparó un 59%.

 

A escala internacional, los ingresos se desplomaron un 29%, hasta 456 millones de dólares. En el mercado exterior, el canal online volvió a compensar parcialmente la facturación, aunque el impulso del ecommerce fue de sólo el 12%.

 

 

 

 

Por marcas, Wrangler, que copa gran parte de las ventas de Kontoor, registró una contracción del 11% en ventas, hasta 1.350 millones de dólares. En el primer trimestre, la caída fue del 7%, debido al impacto inicial del coronavirus. En la segunda mitad del año, el descenso disminuyó hasta sólo el 5%, gracias a la buena evolución del canal online y del negocio en Occidente.

 

Lee, en cambio, fue el principal lastre para la compañía. La marca redujo sus ingresos un 22%, hasta 688 millones de dólares. En los seis primeros meses del año, las ventas cayeron un 18%, mientras que en el segundo semestre la firma de vaqueros cogió impulso y repuntó un 5%.

 

Las otras fuentes de ingresos de Kontoor se desplomaron un 59% en el ejercicio 2020, debido tanto al impacto de la pandemia como a “otras acciones estratégicas relacionadas con las tiendas VF Outlet”, así como la reducción de ventas de productos para terceros y Rock&Republic.

 

 

 

 

La empresa finalizó el año con 248 millones de dólares en caja y equivalentes, y una deuda a largo plazo de aproximadamente 900 millones de dólares. A cierre del cuarto trimestre, el inventario de Kontoor ascendía a 341 millones de dólares, un 26% menos que en el mismo periodo del año anterior.

 

Para este 2021, la compañía prevé volver a la senda del crecimiento, con un incremento de la facturación a doble dígito, “incluyendo un aumento de alrededor del 5% gracias a las acciones tomadas en VF Outlet y los cambios en el modelo de negocio en India”, según ha indicado Kontoor.

 

Como parte de su estrategia de crecimiento, Kontoor prevé elevar sus inversiones en el canal digital y en la expansión internacional, a la vez que implementará un plan de reducción de costes.

Publicidad
Comentar
Compartir
...