Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Ene 202102:48

El gigante de la moda infantil Gymboree, a las puertas de la quiebra

El grupo acumula unas pérdidas de 800 millones de dólares y no reporta beneficios desde 2011. Si el grupo no logra refinanciar su deuda, no podrá hacer frente al pago de intereses de junio.

12 Abr 2017 — 11:41
Modaes
Compartir
Me interesa

El gigante de la moda infantil Gymboree, a las puertas de la quiebra

 

 

La crisis del brick se cobra otra víctima en Estados Unidos. Gymboree, uno de los mayores grupos de moda infantil del mundo, se encuentra al borde de la quiebra al carecer de liquidez para hacer frente a los pagos. La compañía, controlada por Bain Capital, acumula unas pérdidas de 800 millones de dólares y no registra beneficios desde 2011.

 

Gymboree tiene un préstamo de 761 millones de dólares que vence en febrero de 2018. En junio debe pagar intereses que no puede asumir y, de no ser capaz de refinanciar la deuda, se declarará en quiebra.

 

La amenaza de quiebra se produce apenas dos meses después de que el consejero delegado de Gymboree, Mark Breitbard, abandonara la compañía. Breitbard se incorporó al grupo en 2013 con el objetivo de reconducir la situación de la compañía y devolverla a la rentabilidad.

 

Antes de incorporarse a Gymboree, el ejecutivo fue presidente en Norteamérica de Gap. En enero de este año, dejó su cargo por “las necesidades de la empresa de encontrar un nuevo líder”, aunque se mantiene como presidente del grupo.

 

La empresa, que opera con 1.300 tiendas, cerró el primer trimestre de su ejercicio fiscal 2017, con unas ventas de 276,3 millones de dólares, un 4,5% menos que en el mismo periodo del año anterior. La empresa es el cuarto mayor grupo de moda infantil del mundo, por detrás de las estadounidenses Carter’s y The Children’s Place y la británica Mothercare.

Publicidad
Comentar
Compartir
...