Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Dic 201810:28

El fenómeno Desigual se vuelve más humano: se queda por debajo de mil millones tras su año más débil desde 2009

18 Mar 2015 — 04:57
C. Pareja
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Desigual ajusta su contraste y se le bajan (un poco) los colores. La compañía catalana modera su crecimiento en 2014 tras cinco años de crecimiento desbocado y de alimentar al último fenómeno de la moda española. La empresa, que ayer presentó los resultados correspondientes a 2014, registró el pasado año el menor crecimiento de los últimos cinco ejercicios, bajando así el ritmo y quedándose a las puertas de su objetivo: mil millones de euros.

 

La ralentización del grupo se debe, principalmente, a la floja evolución en el segundo semestre de 2014, cuando Desigual elevó sus ventas un 10,76%, frente al crecimiento del 23% que la cadena catalana registró en los seis primeros meses del año.

 

Según detalló Eurazeo en su presentación de resultados anuales, el crecimiento “más modesto” en la segunda mitad del ejercicio se debe entre otros factores a la caída del consumo en Europa y al clima adverso. Dos razones que también han lastrado los resultados de otras compañías internacionales y nacionales en el último año.

 

La desaceleración registrada por Desigual en 2014 coincide con el primer año del fondo galo Eurazeo en el accionariado de la compañía. Propietario de un 10% del capital,  Eurazeo, que ha invertido 285 millones de euros en la empresa española, podría pasar a controlar el 14% si la compañía de distribución de moda no cumple con sus previsiones de crecimiento.

 

Desigual sedujo al fondo galo con un aumento exponencial de su cifra en negocio en los últimos años. La compañía, fundada por el empresario Thomas Meyer, registró su mayor crecimiento en 2010, cuando elevó sus ventas un 46,7%, hasta 440 millones de euros.

 

En los siguientes años, Desigual mantuvo el ritmo: en 2011, la cadena de moda masculina y femenina elevó sus ventas un 28,6%, hasta 566 millones de euros, para, en 2012, registrar una cifra de negocio de 705 millones de euros, un 24,6% más. En 2013, la compañía comenzó a ralentizar su ritmo de crecimiento, con unas ventas de 828 millones de euros, un 17,4% más.

 

Si bien los resultados continúan siendo positivos, con un crecimiento de su cifra de negocio del 16,2%, hasta 963,5 millones de euros, la compañía no ha llegado a su objetivo de 1.000 millones de euros en 2014, a pesar de haber realizado inversiones por 93 millones de euros (frente a los sesenta de 2013) en la apertura de nuevas tiendas y la ampliación de su capacidad logística.

 

La compañía, según fuentes de Desigual, ha llevado a cabo la apertura de 121 tiendas en 2014 y continuará con un fuerte ritmo de expansión este año, en el que también llevará a cabo “una revisión de su red de tiendas, que incluirá el cierre y la reubicación de varios establecimientos”, según señaló Eurazeo ayer.

 

La empresa llevará a cabo a lo largo de 2015 una renovación de su parque de tiendas, prescindiendo de puntos de venta abiertos hace años que cuentan con otros cercanos en mejores ubicaciones. En 2015, la compañía también pondrá en marcha un nuevo centro logístico, en Viladecans (Barcelona).

 

En los últimos cinco años, Desigual ha triplicado su red de tiendas en todo el mundo. Mientras que en 2009 la red de distribución de la compañía estaba compuesta por 118 establecimientos, en 2010 se elevó a 179 puntos de venta. La red continuó creciendo en los siguientes años: 200 tiendas en 2011; 252 en 2012, y 350 en 2013.

 

Según los expertos, 2015 podría ser el año del cambio de Desigual. El deseo de continuar creciendo y cumplir las expectativas de su nuevo accionista Eurazeo ha llevado a la empresa a apostar por un producto más mainstream. Sus colecciones, algo menos coloristas que de costumbre, y la reorganización de su cúpula directiva, con Manel Jadraque también al frente de la dirección de producto, podrían marcar un nuevo comienzo de uno de los últimos fenómenos de la moda española. 

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...