Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Sep 202111:36

El dueño de Lee y Wrangler crece un 29% y dispara su beneficio en el primer trimestre

Kontoor Brands, el spin off de denim de VF, que engloba los negocios de Wrangler, Lee y Rock&Republic, ha cerrado el periodo con una cifra de negocio de 651,8 millones de dólares.

06 May 2021 — 12:00
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El dueño de Lee y Wrangler crece un 29% y dispara su beneficio en el primer trimestre

 

 

Los vaqueros capean la crisis. Kontoor Brands, el spin off de denim de VF, que incluye las marcas Lee, Wrangler y Rock&Republic, ha cerrado el primer trimestre del ejercicio 2021 (concluido el pasado marzo) con un crecimiento de ventas del 29,2%. La compañía estadounidense ha elevado la facturación un 3% respecto al mismo periodo de 2019, antes del estallido de la pandemia.

 

La compañía finalizó los tres primeros meses de su ejercicio con unos ingresos de 651,8 millones de dólares, frente a los 504,5 millones de dólares registrados en el mismo periodo del año anterior. El resultado neto, por su parte, se situó en negro, con un beneficio de 64,5 millones de dólares, frente a las pérdidas de 2,7 millones de dólares del primer trimestre de 2020.

 

Kontoor ha indicado que el crecimiento se debió, principalmente, al impulso experimentado en el canal online en el último año, así como las ventas digitales a través del canal wholesale y a una mejora del negocio tanto en su mercado local, Estados Unidos, como a escala internacional.

 

“Las ganancias registradas se vieron mermadas parcialmente por el cierre de las tiendas VF Outlet y por la transición hacia un nuevo modelo de negocio basado en las licencias en India”, ha añadido el grupo, subrayando además que las consecuencias del Covid-19 continuaron penalizando a la empresa en determinados mercados y canales.

 

 

 

 

Por marcas, Wrangler, la más importante para el grupo por volumen de negocio, elevó sus ingresos un 31% en el primer trimestre, hasta 398,8 millones de dólares. La firma se vio impulsada por la buena evolución experimentada en Estados Unidos, donde las ventas se dispararon un 38%, y por el boom del canal online. Comparado con el mismo periodo de 2019, la marca creció un 10%

 

Lee, por su parte, también evolucionó de forma favorable: la marca disparó su cifra de negocio un 37%, hasta 250,1 millones de dólares, gracias a las ventas a través de la plataforma de ecommerce. Comparado con el primer trimestre de 2019, los ingresos de la firma repuntaron un 4%.

 

Otros ingresos de la compañía, incluyendo las licencias de Rock&Republic y las ventas de marcas de terceros en los establecimientos VF Outlet, se desplomaron un 85% en el periodo, hasta 2,8 millones de dólares, debido a “las reducciones planificadas en Rock&Republic y a los cierres de tiendas de VF Outlet”.

 

 

 

 

Por mercados, en Estados Unidos, que concentra el grueso del negocio de Kontoor, las ventas se dispararon un 29% en los tres primeros meses del ejercicio, hasta 488,3 millones de dólares. El impulso se debió, principalmente, a la buena evolución del canal multimarca, así como al desarrollo de nuevos negocios y al crecimiento de las ventas a través del comercio electrónico. Comparado con el primer trimestre de 2019, la facturación en esta región aumentó un 11%.

 

A escala internacional, la cifra de negocio del grupo se disparó un 30%, hasta 163,5 millones de dólares. China fue el principal motor de crecimiento en el extranjero, con un aumento de ventas del 109 respecto al mismo periodo del año anterior, debido a que el comercio en el país fue el primero en verse impactado por el golpe del Covid-19. En Europa, las ventas de la compañía aumentaron un 4% gracias al canal online.

 

Comparado con el mismo periodo de 2019, las ventas en el exterior se contrajeron un 14%, debido al “impacto asociado al cambio en el modelo de negocio en India”, tal como ha matizado la empresa.

 

 

 

 

Para este año, Kontoor Brands prevé aumentar sus ingresos alrededor del 15% y aumentar el margen bruto entre 230 y 270 puntos básicos. Asimismo, la compañía planea destinar recursos a impulsar su canal online y a expandirse a escala global, entre otras acciones integradas en sus planes de crecimiento. Pese a las buenas previsiones, el grupo ha matizado que “la pandemia y los factores macroeconómicos continúan siendo inciertos”.

 

“A medida que nos adentramos en nuestro próximo horizonte, el escenario está preparado para que podamos pivotar hacia el crecimiento”, ha sentenciado Scott Baxter, presidente y consejero delegado de Kontoor.

 

VF Corporation, fundada en 1899 en Pensilvania, es uno de los mayores operadores de gran distribución de moda del mundo. La compañía cuenta con una amplia cartera de marcas, entre las que figuran The North Face, Vans, Timberland, Nautica, Majestic, Kipling y, más recientemente, Supreme, entre otras. La compañía escindió Kontoor Brands, su negocio especializado en denim, en abril de 2019, y un mes después, el spin off dio el salto al parqué de Nueva York.

 

El grupo estadounidense en su conjunto cerró el tercer trimestre del 2021, finalizado en diciembre del año pasado, con una caída de la cifra de negocio del 21%, hasta 6.700 millones de dólares. La compañía, que el pasado noviembre adquirió Supreme en lo que fue una de las operaciones más importantes del sector a escala mundial, prevé concluir el año fiscal con una contracción de la facturación de entre el 12% y el 13% respecto al año anterior, hasta una horquilla de 9.100 millones de dólares o 9.200 millones de dólares.

Publicidad
Comentar
Compartir
...